LA INDUSTRIA EN CAÍDA LIBRE: SE DESPLOMÓ 6,8% EN OCTUBRE Y LLEVA UN SEMESTRE CON SIGNO NEGATIVO, INFORMÓ EL INDEC

El organismo informó que la actividad manufacturera acumuló una contracción del 2,5% en los primeros diez meses del año respecto de igual período de 2017.

Así surge de las cifras del Estimador Mensual Industrial (EMI) correspondiente a octubre.

La estadística oficial refleja los efectos de la devaluación, la disparada en las tasas de interés, la inflación y el menor consumo, un cóctel explosivo para el aparato productivo.

Si bien el ritmo de caída se desaceleró respecto del indicador de septiembre cuando mostró un derrumbe del 11,5%, el más alto de los últimos dieciséis años, en diez de los doce rubros que releva el INDEC se registraron variaciones interanuales negativas en octubre.

La producción textil encabezó los sectores de mayor contracción con un derrumbe del 23,4%, en la medición interanual, seguida de la industria metalmecánica con una baja del 21,3% y la elaboración de productos de caucho y plástico con un 17,2%, en la misma comparación.

La fabricación de autos volvió a contraerse en octubre un 10,8%, la edición e impresión registró un baja del 7,3%, la elaboración de sustancias y productos químicos un 6,5% y la elaboración de insumos para la construcción mostró una caída interanual del 4,8%.

También mostraron variaciones interanuales negativas en octubre la producción de papel y cartón con un 3,7%, la industria del tabaco que bajó 1,1% y la de acero y aluminio con una leve contracción del 0,2%.

Los dos únicos sectores que mostraron un repunte en octubre, comparado con igual mes del año anterior, fueron la refinación de petróleo con un 8% y la fabricación de alimentos y bebidas, con una mejora del 2,5%.

Según los resultados de la encuesta cualitativa industrial que mensualmente elabora el INDEC, el 59% de las empresas proyectó que el nivel de actividad seguirá cayendo entre noviembre y enero próximo.

Un 21,6% de los empresarios estimó también una baja de las exportaciones en ese período y el 29,4% consideró que tendrá que reducir el personal y anticipó despidos, y otro 43,6% evaluó que habrá una caída en la cantidad de horas trabajadas.