La intención de siembra fina en el sudoeste bonaerense tendría un incremento del 13% para el trigo y de 12% para la cebada

La intención de siembra fina en el sudoeste bonaerense por las lluvias de fines de abril y mayo, tendría un incremento del 13% para el trigo y de 12% para la cebada respecto del ciclo 2017-2018.

Así se desprende del Reporte Agrícola Quincenal de junio elaborado por el Equipo de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Cereales y Productos de Bahía Blanca (Bcpbb), que sostuvo que de concretarse “el área de trigo finalizaría en 1,57 M (millones) de hectáreas y la cebada en 0,75 M (millones) de hectáreas”.

El documento al que tuvo acceso Télam señaló que “la actual intención de siembra mejora
notablemente con respecto al valor publicado en el mes de abril en el cual se proyectaba un aumento del 4% y 3% para trigo y cebada, respectivamente”.

“Esta variación en los porcentajes se debe a las precipitaciones a fines de abril y mayo y a los precios atractivos (disponibles y futuros)”, agregó el informe de la Bolsa de Cereales y Productos.

También indicó que en la zona norte, que estuvo en su mayoría afectada por las inundaciones en la campaña anterior, tendría el mayor aumento en la intención de fina.

“De concretarse el aumento del 28% en trigo y 20% en cebada, se recuperaría la superficie 2016/17 perdida”, agregó el documento al señalar que en el caso de las zonas centros y sur los aumentos son equitativos para ambos cultivos, de aproximadamente el 10% .

La zona norte abarca a los distritos de Bolivar, Carlos Casares, Daireaux, Villegas, Irigoyen, Pehuajó, Rivadavia, Trenque Lauquen, Chapaleufú, Maracó; Pellegrini, Salliqueló y Tres Lomas.

En tanto, la zona centro incluye a Adolfo Alsina, Azul, Dorrego, Pringles, Suárez, Lamadrid, Gonzalez Chávez, Guaminí, Laprida, Olavarría, Saavedra, Tres Arroyos, Catriló, Rancul, Conhelo, Quemú Quemú, Realicó y Trenel.

La zona sur la integran Bahía Blanca, Coronel Rosales, Patagones, Puán, Tornquist, Villarino, Atreucó, Guatraché, Hucal, Toay y Utracán.