LA LÍNEA 60 DE COLECTIVO ELIMINARÁ Y FUSIONARÁ RAMALES PARA QUEDAR SOLO CON 7 DE LOS ACTUALES 19

La empresa Monsa que administra la línea 60, con amplios recorridos en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano, realizará paulatinamente en las próximas semanas una reestructuración establecida desde el Ministerio de Transporte que determina la eliminación de algunos de sus ramales y la fusión de otros.

De acuerdo a lo dispuesto por el ministerio, a cargo de Guillermo Dietrich, la empresa podrá mantener sólo siete de sus actuales 19 ramales que unen la zona norte del conurbano bonaerense (Tigre, Escobar y San Isidro) con el barrio porteño de Barracas.

De acuerdo a la reestructuración solo un ramal unirá San Isidro con el barrio de Constitución, tres serán eliminados y los restantes se fusionaran para quedar solo los siete establecidos por la resolución ministerial publicada en el Boletín Oficial.

El ramal A unirá Barracas con San Isidro; el B, Rincón de Milberg (Tigre) con Barrancas de Belgrano (por Panamericana); el C, la terminal de Omnibus de Escobar con Barrancas de Belgrano (por Panamericana).

Asimismo el ramal D tendrá su recorrido desde la terminal de Omnibus de Escobar hasta Barrancas de Belgrano (por Boulogne Sur Mer); y el E desde Rincón de Milberg (Tigre) hasta Barrancas de Belgrano (por Fleming).

Finalmente el ramal F se dirigirá desde la Terminal de Omnibus de Escobar hasta Barrancas de Belgrano (por ruta 27); y el ramal G lo hará desde la terminal de Omnibus de Escobar-Plaza Italia (Palermo).

El presidente Monsa, Marcelo Pasciuto, aseguró que “los cambios surgieron por un estudio que se hizo con los datos del uso de la tarjeta SUBE. Las rutas estaban vigentes desde 1973 y ahora se trata de adaptar los recorridos a la demanda”.

“El viaje entre Escobar y Barracas duraba unas tres horas y la verdad es que nadie hace ese viaje”, añadió Pasciuto al explicar los motivos de la restructuración de ramales.