La ONU condena la “expulsión sistemática” de los rohingya de Myanmar

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) emitió hoy un informe en el que afirma que las fuerzas de seguridad de Myanmar (antigua Birmania) llevaron a cabo ataques “bien organizados, coordinados y sistemáticos” contra los rohingyas en ese país, con el fin de expulsar a la minoría musulmana.

El reporte es el primero en el que la Oficina de Derechos Humanos de la ONU analiza ampliamente la crisis en el estado birmano de Rakhine, tras entrevistar a decenas de personas sobre el terreno.

Unos 515.000 rohingyas cruzaron al vecino Bangladesh en el último mes y medio, después de que el ejército de Myanmar lanzase una supuesta operación contra insurgentes de esa minoría religiosa en la región. La mayoría vive ahora en campos de refugiados o a la intemperie, lo que provocó reiterados pedidos de fondos de la ONU a la comunidad internacional para asistirlos.