La plata de los jubilados – por Alfredo Zaiat

El gobierno, economistas promotores del regreso de las AFJP y analistas que exhiben sin pudor ignorancia acerca de la cuestión previsional afirman que el sistema está quebrado. Para avanzar sobre los ingresos de los jubilados, el presidente Mauricio Macri les dijo a los gobernadores que “la Anses no da para más”.

El sistema jubilatorio está en tensión, como otros, por el aumento de la expectativa de vida y las transformaciones del mundo laboral, pero no está quebrado. Sin el desfinanciamiento deliberado que implementa el gobierno y con la fortaleza del FGS, el régimen de jubilaciones de reparto, incluyendo a los más de 3 millones de personas incorporados por moratoria, no es deficitario y es sustentable en el mediano plazo.

Antes de que la gestión Cambiemos comenzara a realizar desaguisados con la Anses, el resultado de las cuentas de la seguridad social era superavitario en 1,2 por ciento en relación al PIB en 2015. Quienes hoy son oficialistas, políticos y medios de comunicación, advirtieron durante años cuando eran oposición de que se estaba dilapidando “la plata de los jubilados”. No era así, pero ese discurso fue tan intenso que no pocos lo creyeron. Esos mismos guardianes de la ortodoxia fiscal se han lanzado ahora sí a capturar “la plata de los jubilados” por dos vías:

  1. Restando recursos de la Anses en forma directa para financiar provincias e indirecta disminuyendo aportes impositivos y empresarios.
  2. Podando el aumento previsto con la actual movilidad jubilatoria por unos 100 mil millones de pesos.

El sistema previsional no está quebrado; el macrismo lo está debilitando al desfinanciarlo. Como se mencionó, las cuentas de la seguridad social eran superavitarias en 1,2 por ciento del PIB en 2015. Este año terminarían con un déficit de 0,6 por ciento. Son estimaciones realizadas por el economista macrista Carlos Melconian. El desequilibrio fue provocado por no compensar la deducción del 15 por ciento de la masa coparticipable entre las provincias con destino a la Anses. Las cuentas previsionales también fueron afectadas por la denominada “reparación histórica” a los jubilados.

En lugar de pensar alternativas para acercar recursos a la Anses que cubran las consecuencias de esas dos medidas que son responsabilidad de la actual gestión, el gobierno de Cambiemos decidió emprender contra los haberes de los jubilados y profundizar el desequilibrio fiscal.

Un reciente informe del Cifra-CTA advierte que resulta llamativa la preocupación oficial acerca de la sustentabilidad previsional cuando implementa medidas que significan pérdida de recursos de la Anses. Las precisa para dejar en evidencia el sentido de la política de Cambiemos:

  • Con la reforma tributaria se prevé modificar el Impuesto a las Ganancias de modo tal que la Anses perdería el 20 por ciento de lo que recibe de lo recaudado por ese impuesto: 128.452 millones de pesos, según el proyecto de Presupuesto 2018.
  • Para compensar en parte esa merma, en la reforma se ordena destinar el 100 por ciento de lo recaudado por el denominado impuesto al cheque a la Anses, que suma a lo ya presupuestado 60.521 millones de pesos adicionales. En términos netos, la Anses perdería 67.931 de pesos millones en 2018, más del 5 por ciento de sus recursos.
  • Pero según el acuerdo con los gobernadores, después de 2022, la Anses también perdería la recaudación del impuesto a los débitos y créditos.
  • Además, la reforma tributaria propone reducir los aportes patronales destinados al régimen de jubilaciones y pensiones, el PAMI, el Fondo Nacional de Empleo y las asignaciones familiares.

 

El informe estima que el total de jubilaciones y pensiones tendrá una merma total de entre 65.000 millones y 75.000 millones de pesos el año próximo con el cambio de fórmula. Suma que trepa a unos 100 mil millones de pesos para todo el sistema de seguridad social. Ese dinero que el gobierno se “ahorra” es para cubrir los cambios impositivos que benefician especialmente a la Provincia de Buenos Aires y a las empresas.

La gobernadora María Eugenia Vidal recibirá unos 40 mil millones de pesos adicionales en 2018 y hasta 65 mil millones de pesos más en 2019 por la actualización del denominado Fondo del Conurbano, dinero que aportará el gobierno nacional y una parte que dejará de percibir el resto de las provincias. Así el presidente Mauricio Macri facilita fondos para volcarlos en el conurbano bonaerense y gestionar desde esa base territorial la reelección de ambos en 2019.

Aeroli¦üneas-Plus-300x250