LA PROVINCIA RECONOCIÓ QUE LE «PREOCUPA» QUE LAS ELECCIONES PROVOQUEN «AGLOMERACIONES Y CONTAGIOS MASIVOS»

El Gobierno bonaerense se refirió hoy al debate sobre el posible aplazamiento de las elecciones legislativa y reconoció que le «preocupa» eventuales «aglomeraciones y contagios masivos» de coronavirus porque que en cada acto electoral se mueven 10 millones de ciudadanos en el distrito.

«A nosotros lo que nos preocupa de la fecha es que eventualmente la situación sanitaria esté lo suficientemente compleja en ese momento como para que se produzcan aglomeraciones y contagios masivos en ese años eleccionario. Es el único punto que nos preocupa», sostuvo el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco.

En diálogo con Ruleta Rusa, el programa que conduce Nancy Pazos en Rock and Pop, el ministro coordinador provincial aclaró que «es una definición que tomará el Congreso» y luego las distintas jurisdicciones.

«Tenemos calculado qué tipo de movilidad implica: es una cantidad muy importante, más de 10 millones de personas en la provincia», explicó el funcionario bonaerense.

El debate sobre las elecciones legislativas de este año comenzó en 2020, cuando un grupo de gobernadores planteó la necesidad de suspender de manera extraordinaria las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) ante el riesgo de que fueran un foco de contagio.

Sin embargo, en las últimas horas tomó fuerza otra posibilidad, planteada por el oficialismo y que propone posponer un mes ambos comicios: en vez de realizar las primarias en agosto, que sean en septiembre; y las generales en noviembre, en lugar de octubre.

De acuerdo al cronograma publicado por la Cámara Nacional Electoral, el domingo 8 de agosto deberían llevarse a cabo las PASO y el 24 de octubre, las generales.

En los comicios legislativos de este año se renovarán 127 bancas en la Cámara de Diputados, así como un tercio de los escaños del Senado: en esta ocasión vencen los mandatos de los representantes de Catamarca, Chubut, Córdoba, Corrientes, La Pampa, Mendoza, Santa Fe y Tucumán en la Cámara alta.