LA UCA ADVIRTIÓ QUE CRECIÓ LA POBREZA Y ESTIMÓ QUE SE UBICA EN “VALORES CERCANOS AL 35 POR CIENTO”

“Son varias las razones. Durante los primeros meses del año, los aumentos de los alimentos fueron mayores al promedio general”, subrayó y consideró que “todavía no hay una recuperación”.

De ese modo, afirmó que “hay cuestiones estructurales importantes a tener en cuenta” y remarcó que “la calidad de vida de la población no está solamente asociada al nivel de ingresos de un mes”.

Donza puntualizó que esas cuestiones se vinculan con la “calidad y servicios de vivienda, seguridad social, atención médica y asistencia al colegio”.

“Calculamos valores cercanos al 35 por ciento”, indicó el especialista al señalar que “hubo un incremento” dado que 2018 terminó con una estimación ubicada en 32 por ciento.

Según sostuvo, “es mucho” el aumento y resaltó que se debe tener en cuenta “el efecto de la devaluación”.

“Tenemos una economía que reacciona muy rápido con relación a la cotización del dólar”, remarcó y argumentó: “Cuando tenemos devaluaciones, que son muchas veces bruscas, tenemos subas muy grandes de precios y en un mercado de trabajo que está más precarizado”.

En diálogo con FM Milenium, advirtió en ese sentido sobre “los aumentos de precios y una recuperación de salarios en general menor a esos incrementos”.

Recomendó que se debe contar con “una estabilización del tipo de cambio para que se estabilicen los precios”, aunque aclaró que “con eso no alcanza, es para que no empeore”.

“Para que haya una mejora, los ingresos de las familias deben recuperar lo que perdieron”, afirmó Donza y estimó que “en el mejor escenario, se podría volver a valores de 2015, cercanos al 30 por ciento”.