La UIA expresó su preocupación por la continuidad de la caída de la producción industrial

La Junta Directiva de la Unión Industrial Argentina expresó su “preocupación” por la caída de la actividad industrial, el número de líneas de producción inactivas y por la capacidad ociosa que registra el sector fabril estimada en un 40 por ciento del potencial instalado.

Así se plantearon esta en un nuevo encuentro de la Juta Directiva que se desarrolló en la tradicional sede de Avenida de Mayo al 1100, del centro porteño, donde los representantes sectoriales y regionales detallaron distintas situaciones preocupantes tras conocerse el informe preliminar de actividad industrial de septiembre y octubre, elaborado por el Centro de Estudios de la UIA y tras los datos informados durante la víspera por el Indec.

La entidad destacó esta tarde que “los miembros de la Junta Directiva manifestaron su preocupación por la caída de la actividad industrial”, una situación que “se refleja, entre otras cuestiones, en la cantidad de líneas de producción inactivas, con una capacidad ociosa del sector industrial que ronda el 40 por ciento”.

Para los integrantes de la gremial empresaria la situación que percibe el sector “marca que continúa la caída de la actividad, en coincidencia con las mediciones oficiales del Indec”.

Durante el encuentro, también se analizó el proyecto de modificación a la Ley de Riesgos del Trabajo, respecto a lo cual los dirigentes remarcaron “la urgencia de reducir la litigiosidad” y la necesidad de resolver el problema de las alícuotas que hoy, pese a la reducción de la siniestralidad, “sobrepasan largamente todo estándar internacional y dejan fuera del mercado a cada vez más Pymes industriales”.

El Departamento de Pequeñas y Medianas Empresas Industriales presentó un informe referido a la reglamentación de la Ley PyME que habilita los beneficios establecidos en la norma.

Entre los beneficios se destacan la posibilidad de computar el impuesto a los Débitos y Créditos a cuenta del Impuesto a las Ganancias, el cómputo del 10% del valor de las inversiones a cuenta del mismo Impuesto, la eliminación del Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta, y la liquidación del IVA a los 90 días para las Micro y Pequeñas Empresas.

La Junta Directiva manifestó la importancia de “incluir a todos y cada uno de los institutos creados por la ley para beneficiar la actividad de las PyMES”.

En ese sentido, se solicitó, además, que se incorporen nuevamente a las Empresas Medianas Industriales, tramo 1, en la liquidación trimestral del IVA, y la pronta reglamentación por parte del Ministerio de Trabajo de los beneficios vinculados al Programa de Recuperación Productiva (REPRO).