LA UIA SE SUMA A LAS QUEJAS POR EL AJUSTE EN TARIFAS DE GAS

Así lo expresaron los representantes de la central fabril durante la reunión de Junta Directiva llevada a cabo en la tradicional sede ubicada en Capital Federal.

En diálogo con NA, el miembro titular de la UIA José Ignacio de Mendiguren indicó que en el encuentro la Junta Directiva de la entidad coincidió en que “hay otros caminos que se pueden tomar para que sea compatible la necesidad de inversión con la capacidad de pago”.

El también diputado nacional del Frente Renovador subrayó que “afecta” a las pequeñas y medianas empresas y argumentó que “no es razonable que las inversiones no pueden estar a cargo de los usuarios”.

Asimismo, aseguró que el sector industrial tiene “preocupación” por la situación y subrayó: “En el tema de la retroactividad de la tarifa de gas advertimos que hay un problema cuando se dolariza parte de la economía”.

“Hay una empresa que acepta un contrato en el que compra en dólares y cobra en pesos. Debería tomar recaudos porque no es de sorprender un proceso devaluatorio en la Argentina”, señaló el legislador opositor.

De Mendiguren remarcó que aplicar esa disposición es “no entender la problemática de una pyme” que, según insistió, “debe elegir qué pagar”.

“Es sentenciarlas a una crisis”, advirtió el dirigente fabril, quien resaltó que “no se puede comprender que sigan pidiendo esfuerzos a las pequeñas y medianas empresas”.

De ese modo, destacó: “Hasta que llegue la recuperación, habrá una mortandad de pymes que después no se va a recuperar”.

Las críticas se dieron en medio de la polémica en torno por la exigencia del Gobierno respecto de un pago adicional a la tarifa de gas por la devaluación, que se suma a un aumento promedio en torno al 35 por ciento para ese servicio desde octubre.

En las últimas horas, referentes del oficialismo y la oposición cuestionaron la disposición por entender que los usuarios no podrán hacer frente a los nuevos cargos.

En la reunión, los empresarios también manifestaron “una gran preocupación por el impacto negativo que tienen para el sector la profundización de la caída de las ventas, el incremento del costo del crédito con tasas que complican el acceso a capital de trabajo y el descuento de cheques que está generando dificultades en la cadena de pagos”.