Las escuelas públicas del partido bonaerense de Moreno permanecerán cerradas como protesta de los docentes tras la trágica explosión

La medida de fuerza fue anunciada el pasado sábado luego del acuerdo alcanzado entre directivos de diferentes escuelas del distrito del oeste del Conurbano y se extenderá hasta tanto sea corroborada la seguridad de todos los establecimientos.

El reclamo es que las instalaciones de gas de todas las instituciones educativas de Moreno estén debidamente inspeccionadas, para evitar que se repita una explosión como la que afectó el último jueves a la Escuela N° 49 y que terminó con la vida de la vicedirectora, Sandra Calamano, y el auxiliar Rubén Rodríguez.

Ante la protesta de los docentes, un grupo de gasistas matriculados realizará una inspección de todos los sistemas de gas para que puedan volver a dictarse clases en el distrito.

“La Provincia ha contratado 40 gasistas matriculados para revisar todos los colegios. Son 200 y pico de colegios, así que van a ser varios días sin clases”, sostuvo el abogado del Consejo Escolar de Moreno, Walter Bonavera.

En diálogo con TN, el letrado precisó que “se va a hacer toda la inspección del gas de todos los colegios”.

“Llevará a lo sumo cinco días terminar con todos los colegios, pero en la medida en que se vayan despejando las distintas escuelas, se van a ir habilitando y van a ir volviendo las clases”, añadió Bonavera.

Asimismo, el abogado reconoció que “Moreno es un distrito muy castigado y en los colegios se dan clases y en algunos también se almuerza”.

Consultado sobre si habrá un dispositivo especial para brindar las comidas a los alumnos que no tengan clases, indicó que “en un templo evangelista frente a la escuela 49, el Servicio Alimentario Escolar (SAE) va a proporcionar las tres alternativas para los chicos de esa institución: desayuno, almuerzo y merienda”.