LÍDER DE UPCN CUESTIONÓ AL GOBIERNO POR LA DECISIÓN DE PAGAR EL AGUINALDO EN CUOTAS A LOS SUELDOS SUPERIORES A 80.000 PESOS

El secretario general de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), Andrés Rodríguez, dijo hoy que los trabajadores públicos vienen perdiendo poder adquisitivo desde 2018 y cuestionó la decisión oficial de postergar la paritaria y pagar el aguinaldo en cuotas a quienes perciben un sueldo mayor a 80.000 pesos.

«Esto es negativo, realmente», dijo el sindicalista tras contar que se enteró de la decisión oficial en una reunión a la que fue convocado el viernes pasado con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Trabajo, Claudio Moroni.

Allí los funcionarios le anunciaron que habían tomado la decisión de que en los sueldos que estén por encima de los 80.000 pesos van a cobrar en cuotas el Sueldo Anual Complementario de junio.

«Les dije que como gremio lo íbamos a rechazar. Son trabajadores de carrera los que pueden cobrar más de 80.000 pesos y con sus familias tienen que organizarse de acuerdo a sus ingresos y no tiene por qué verse esto alterado por una decisión unilateral del Poder Ejecutivo», dijo Rodríguez.

El sindicalista admitió que los recursos del Estado han caído fuertemente por la parálisis económica, pero dijo que eso no es una razón justa para que el Estado postergue la paritaria y además pague aguinaldos en cuotas.

«Los salarios de los estatales no están atados a la recaudación. Sabemos que la recaudación ha bajado, pero eso no tiene nada que ver. Sino, mañana podríamos decir que si sube la recaudación, los estatales deberían cobrar muchos más salarios», dijo Rodríguez.

El sindicalista dijo que todo el sector laboral ha sido muy golpeado en los últimos tiempos, con pérdida de puestos de trabajo e informalidad laboral, y señaló que el empleo público se vio impactado por «la pérdida de poder adquisitivo que se viene registrando desde el 2018».

Rodríguez pidió al gobierno que «recorte en otro lado y priorice a los trabajadores», aunque admitió que «lamentablemente no» hay espacio para una contrapropuesta.

«Lo único que puedo rescatar es la deferencia que tuvieron al advertirme previo al anuncio oficial, pero eso no basta», dijo el sindicalista en declaraciones radiales.

Indicó que los mismo ocurre con la paritaria, dado que el Gobierno pidió un cuarto intermedio sin fecha precisa para discutir el aumento salarial de este año, cuando el incremento tiene que ser pagado a partir del 1 de junio.

«Los precios más esenciales están aumentando prácticamente en forma diaria y esto repercute en la economía familiar de cualquier trabajador», dijo.