LIFSCHITZ PLANTEÓ “SER PARTE DE UNA ALTERNATIVA”

El gobernador santafesino, Miguel Lifschitz, se mostró a favor de ser parte de “una alternativa” electoral el año que viene, al tiempo que consideró que la Justicia utiliza la figura de la prisión preventiva como “una herramienta de presión sobre los imputados”.

“Me gustaría ser parte de un frente opositor en 2019”, dijo Lifschitz, quien consideró que “el triunfo de (Jair) Bolsonaro debe ser un gran llamado de atención para la oposición argentina de cara a 2019”.

En ese contexto, indicó: “hay que tener un proyecto alternativo de verdad, de ruptura con el pasado y en clave de futuro”.

Por otra parte, el gobernador socialista fue consultado sobre las prisiones preventivas dictadas por la Justicia en presuntos casos de corrupción y subrayó que “debería ser una medida excepcional”.

“La prision preventiva debería ser una medida excepcional. Hay una utilización como una herramienta de presión sobre los imputados”, evaluó.

Asimismo, criticó el proyecto de presupuesto enviado pro el Gobierno al Congreso y consideró que la iniciativa está “en sintonía con un proyecto económico negativo para la Argentina: va a haber una tremenda recesión”.

“Este presupuesto no es uno más, modifica cuestiones estructurales. Va a condicionar las políticas económicas de los próximos años”, señaló.