Llegó al país el nuevo nuncio apostólico enviado por el papa Francisco

De nacionalidad congoleña, Kalenga Badikebele fue designado por Francisco el pasado 17 de marzo para cubrir la vacante dejada por el traslado del anterior representante pontificio, monseñor Emil Paul Tscherrig, a la Nunciatura Apostólica de Italia.

“Bienvenido Monseñor Leon Kalenga Badikebele, nuevo Nuncio Apostólico de Su Santidad en Argentina. Confiamos estrechar aún más los vínculos de amistad y cordialidad que siempre han caracterizado a nuestros Estados y la voluntad de trabajar en pos del bienestar del pueblo argentino”, escribió el canciller Jorge Faurie en su cuenta de Twitter.

El nuevo nuncio llegó esta madrugada al país y compartió un desayuno en la sede de la Nunciatura ubicada en la avenida Alvear, con el titular de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), monseñor Oscar Ojea; el arzobispo de Buenos Aires y cardenal primado Mario Poli; el secretario ejecutivo del Episcopado, Carlos Malfa; y el subsecretario de Culto, Alfredo Abriani, en representación del gobierno nacional.

Según informaron fuentes oficiales, el próximo lunes 25 el nuevo nuncio presentará sus cartas credenciales ante el Presidente en la Casa Rosada.

El nuevo representante diplomático del Papa en el país llega en un momento de tensión entre el gobierno nacional y la Iglesia local y el Vaticano por la decisión de habilitar en el Congreso el debate sobre la legalización del aborto, que ya cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados y comenzará a ser debatido en el Senado.

El viernes 29, solemnidad de los apóstoles Pedro y Pablo y Día del Pontífice, monseñor Kalenga presidirá una misa a las 18 en la catedral metropolitana de Buenos Aires, donde mantendrá su primer contacto con el pueblo argentino, al que le dirigirá su saludo.

Monseñor Kalenga es el primer nuncio africano en la historia de la Argentina. Todos los anteriores fueron europeos (mayoritariamente, italianos), salvo el argentino Humberto Mozzoni, quien también tenía ciudadanía italiana.

Nacido el 17 de julio de 1956 en Kamina, República Democrática del Congo, monseñor Kalenga fue ordenado sacerdote el 5 de septiembre de 1982 en Leubo. El 1 de marzo de 2008 fue nombrado nuncio apostólico en Ghana y arzobispo titular de Magneto; su ordenación episcopal fue el 1 de mayo de 2008 y posee un doctorado en Derecho Canónico.

Entró en el servicio diplomático de la Santa Sede en 1990 y desde entonces estuvo en Haití, Guatemala, Zambia, Brasil, Egipto, Zimbabwe y Japón. Habla español, francés (lengua oficial en su país), italiano, inglés y portugués.