Los docentes de escuelas públicas y privadas de Santa Fe votan desde hoy en las escuelas si aceptan o rechazan una nueva propuesta salarial

Los docentes de escuelas públicas y privadas de Santa Fe votan desde hoy en las escuelas si aceptan o rechazan una nueva propuesta del gobierno de la provincia en el marco de la mesa paritaria, que mantuvo el 18% de aumento salarial, pero sumó un bono fijo de 300 pesos para material didáctico y la activación de la cláusula gatillo mes a mes.

Voceros del gobierno provincial señalaron que, como parte de la negociación, se les ofreció a los representantes gremiales la posibilidad de no descontar los días de paro realizados hasta el momento.

El ofrecimiento fue realizado por la ministra de Educación, Claudia Balagué, y ahora los docentes agremiados en la Asociación del Magisterio de Santa Fe (Amsafé) y en el Sindicato Argentino de Docentes Particulares (Sadop) resuelven los pasos a seguir.

En el caso de los docentes públicos, anoche la cúpula provincial reunió a los delegados de los 19 departamentos para brindar la información disponible tras la última reunión de la mesa paritaria.

El paso que siguió es que los maestros votarán en las escuelas, tras lo cual se realizarán las asambleas departamentales y sus conclusiones confluirán en la asamblea provincial que se llevará a cabo el viernes 20 de abril, donde se dará a conocer la postura del gremio.

Similar mecanismo utiliza el Sadop, que hoy reunirá a sus delegados en la sede de calle 4 de Enero 2490 de la capital provincial para también emitir una resolución el viernes.

La oferta salarial consiste en una suba del 18%, en dos tramos de aumento del 9% cada uno, en marzo (ya se abonó por planilla complementaria) y en agosto.

“A partir de los nuevos índices inflacionarios reconocidos por todos los economistas del país, ha habido un cambio de escenario. Por eso mismo, entre el primero y segundo aumento va a haber un análisis de esa cláusula y, si es necesario, una recomposición salarial”, dijo Balagué, quien aseguró que el gobierno no quiere que los “docentes pierdan contra la inflación”.