Los judiciales cordobeses paran en reclamo de una recomposición salarial

“Este conflicto se soluciona con una Acordada” del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), pero “evidentemente no hay voluntad ni racionalidad para que eso ocurra”, manifestó a Télam el secretario general de la Asociación Gremial de Empleados del Poder Judicial (Agepj), Federico Cortelletti.

Los judiciales reclaman un “refuerzo salarial”, sobre el 10% de aumento establecido para el primer semestre, para “compensar los desfasajes inflacionario y de la devaluación, que tuvo un alto impacto sobre los precios y servicios”, sostuvo el sindicalista.

A ello se suma el pedido a las autoridades del Poder Judicial para que, mediante una Acordada, se haga extensivo a los trabajadores la “ley de equiparación salarial” con los jueces nacionales que, en octubre de 2012, aprobó la legislatura provincial.

“Hoy tenemos una brecha salarial por encima del 30%” con respecto a los magistrados y funcionarios, afirmó Cortelletti.

El sindicalista advirtió que los trabajadores judiciales se encuentran en “total estado de indefensión” con respecto a sus derechos laborales y salariales, al sostener que el Poder Judicial no reconoce ninguna autoridad laboral para mediar en sus reclamos.

En ese sentido, adelantó que las autoridades del TSJ y el gremio aceptaron la “mediación voluntaria” ofrecida por el Ministerio de Trabajo de la provincia, y que mañana mantendrán una reunión como un principio de diálogo sobre sus reclamos.

El conflicto ya lleva tres meses, en tanto el vocal del TSJ, Carlos García Alloco, manifestó a los medios locales que desde el Poder Judicial “hemos hecho todo los esfuerzos que están a nuestro alcance”, como el de realizar “ascensos en la planta de personal que ha significado un importante aumento salarial y un gran refuerzo presupuestario”.

“Los trabajadores están solicitando un cambio de sistema salarial. Todos aspiramos a que hay un sistema salarial único en el país, pero eso está presupuestariamente fuera de nuestro alcance”, añadió Alloco.

FUENTE: TELAM