Los subsidios nacionales a la energía y al transporte se aceleraron en julio

De acuerdo con el trabajo, los subsidios nacionales a la energía crecieron en julio un 290% en la comparación interanual, y al transporte subieron un 135%.

“De mantenerse la tendencia señalada, los subsidios económicos podrían experimentar un crecimiento real a lo largo del 2018, lo que podría llegar a implicar una mayor participación de los mismos en el Producto Bruto Interno”, alertó la entidad.

Frente a esta situación, el IARAF sostuvo que “resulta esencial analizar la dinámica de los mismos en lo que resta del año para definir su aporte a la baja del peso del gasto primario necesaria para alcanzar la meta fiscal equivalente al 2,7% del PIB”.

“Al séptimo mes de 2018, se observa que los subsidios económicos experimentaron un crecimiento igual al 246,9% con respecto a su par de 2017; incluyendo aquellos para financiar gastos corrientes y gastos de capital”, agregó.

En cuanto a los subsidios al transporte, el organismo indicó que “se observa que el principal programa corresponde a Fondo Fiduciario del Sistema de Infraestructura del Transporte”.

A julio, se registró un devengamiento de fondos por $23.817,5 millones, lo que equivale a un crecimiento en torno al 31,3% con respecto a julio de 2017.

“Paralelamente, el crédito devengado acumulado al séptimo mes evidenció una variación positiva por primera vez en el año; los subsidios económicos avanzaron un 12,5% con respecto al acumulado entre enero y julio del año pasado”, añadió.

El crecimiento del acumulado se explica, principalmente, por el quiebre de tendencia que experimentaron los subsidios a la energía.

Se observa que en el acumulado a abril, las partidas devengadas para energía eran un 47,7% inferior ($14.207 millones) a las destinadas en igual período del 2017.

En el resto de los meses la tendencia se fue revirtiendo y en el acumulado a julio, los subsidios a la energía crecieron un 11,8% con respecto al crédito devengado entre enero y julio de 2017.

Los subsidios al transporte registraron un desempeño más estable a lo largo de 2018, creciendo un 13,6% en relación al período comprendido entre enero y julio del año pasado.

“El salto nominal que experimentaron los subsidios energéticos en julio responde, parcialmente, a una baja base de comparación”, señaló.

En igual mes de 2017, se devengaron $7.334 millones para subsidiar las tarifas energéticas y en igual período de este año lo devengado asciende a $28.661 millones (290% de suba).

En tanto, en junio de 2018 las partidas devengadas ($23.660 millones) resultaron ser menores a las observadas en igual período de 2017 ($25.580 millones).

Por el lado de los subsidios al transporte, se observa que se devengaron $6.757 millones en julio y en su par de 2017 los subsidios devengados ascendieron a $2.875 millones (135%).

El avance de las partidas devengadas para subsidiar las tarifas de los servicios públicos registra, tal como se comentó previamente, un cambio de tendencia a partir del mes de mayo, precisó.

Dentro de los subsidios a la energía, las transferencias a CAMMESA (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico) avanzaron un 352% en relación al crédito devengado en julio de 2017.