Lula pidió que le devulvan su inocencia

Lula se expresó así en su último acto proselitista antes de que la Corte Suprema decida mañana si va a prisión o recibe el hábeas corpus solicitado por su defensa.

«No van a encarcelar mis pensamientos ni mis sueños», advirtió el ex mandatario ante cerca de 5.000 seguidores que lo acompañaron en un acto en
el barrio carioca de Lapa, en la zona norte de la ciudad.

Afirmó que exige un juicio justo «no por el derecho a una candidatura sino por el derecho a respetar los derechos».

«Espero que la Corte Suprema haga justicia», dijo Lula luego de criticar a la Fiscalía, la Policía Federal, a los magistrados del Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región de Porto Alegre (TRF4), al juez Sergio Moro y al canal Globo, a los que trató de «mentirosos» y «dictadores» y los acusó de perseguirlo.

Lula Da Silva (2003 y 2010) estuvo acompañado por unos 30 líderes de la izquierda brasileña, entre ellos la precandidata presidencial por el Partido Comunista do Brasil (PCdoB), Manuela D’Avila, el ex canciller y ex ministro de defensa Celso Amorim y el diputado regional Marcelo Freixo, líder en Río del Partido Socialismo y Libertad (PSOL).

La izquierda brasileña le reiteró su apoyo incondicional y amenazó con declarar una «guerra civil» si el ex presidente va preso, indicó la agencia española de noticias EFE.

Lula, a un paso de ir a la cárcel luego de que el tribunal de Porto Alegre ratificara el 26 de marzo su condena a 12 años de prisión, lidera con gran ventaja todos las encuestas de intención de voto para las presidenciales de octubre próximo.