MAÑANA SE CONMEMORA EL DÍA INTERNACIONAL DEL CÁNCER INFANTIL

El 15 de febrero se conmemora el Día Internacional del Cáncer Infantil y el Hospital Británico invita a la comunidad a tomar conciencia sobre la importancia de la detección temprana, el diagnóstico y los diferentes tratamientos que existen para esta enfermedad poco frecuente y potencialmente curable.

En Argentina, según el Registro Oncopediátrico Hospitalario Argentino (ROHA), entre los años 2000 a 2017 se registraron 24.117 niños menores de 15 años con patología oncológica. Esto significa un promedio de 1340 casos nuevos de cáncer diagnosticados en menores de 15 años por año.

La leucemia aguda constituye la enfermedad maligna más frecuente en pediatría. Se diagnostican entre 450 y 550 casos, de los cuales más de la mitad logran curarse en centros de alta complejidad con un tratamiento adecuado y realizado por profesionales especializados. El 70% restante lo constituyen tumores sólidos específicos de la edad pediátrica, tumores de sistema nervioso central, linfomas y otros como neuroblastoma, tumor de Wilms y retinoblastoma. Los canceres frecuentes en los adultos son una excepción en el niño o adolescente.

La duración de cada tratamiento varía desde 3 meses a los 2 años dependiendo del tipo de enfermedad e intervienen oncólogos pediatras, hematólogos pediatras, pediatras clínicos, cirujanos, traumatólogos, clínicos infectólogos, enfermeros, y psicólogos entre otros profesionales de la salud. En este sentido, la Dra. Mercedes García Lombardi, oncóloga pediátrica del Hospital Británico asegura que “Es imprescindible contar con un equipo multidisciplinario compuesto por profesionales que estén especializados en oncología pediátrica y no en patología de adultos” .

En términos de prevención, los pediatras cumplen un rol de gran importancia en la detección temprana y diagnóstico de esta enfermedad. “Si bien en líneas generales no se habla a la población acerca de los signos de alarma ya que los síntomas son comunes a enfermedades banales (fiebre, dolores óseos e infecciones), es fundamental que los padres consulten con el pediatra ante un síntoma que les preocupe.

Gracias al diagnóstico temprano, el tratamiento adecuado y el cuidado integral del paciente, 7 de cada 10 niños se cura.

“Debemos tomar conciencia de que el cáncer infantil se cura y procurar que los chicos transiten su infancia de la mejor manera posible, aun durante el tratamiento, sosteniendo la escolaridad y su vida social, sobre todo debemos respetar sus derechos como niños y lograr la curación con la menor secuela posible” afirma la Dra. Garcia Lombardi.

 

El servicio de Pediatría del hospital británico cuenta con profesionales capacitados en la atención de los niños con cáncer, (leucemias y tumores sólidos). Allí se realizan tratamientos acordes a estándares internacionales y avalados por ANMAT