MASSA DIO EL PRIMER PASO HACIA UN ACUERDO CON EL KIRCHNERISMO: “ES MÁS LO QUE NOS UNE QUE LO QUE NOS SEPARA”

El líder del Frente Renovador, Sergio Massa, pidió darle forma a “una nueva mayoría” con “una gran coalición opositora, plural y amplia” y dio señales a favor de un acuerdo con el kirchnerismo y el PJ, al subrayar que “hay que salir de la lógica amigo-enemigo” al tiempo que habló del “fracaso” del Gobierno como un elemento que “une” a la oposición.

En un documento titulado “Bases para una gran coalición opositora, plural y amplia para poner de pie a la Argentina” Massa trazó una línea frente a Cambiemos y dejó entrever su eventual acercamiento al tándem Alberto Fernández-Cristina Kirchner, aunque sin dar nombres ni mencionar su propia candidatura.

La intención de Massa con el documento publicado en su cuenta de Twitter fue proponer los ejes programáticos de cara a un acuerdo que terminaría de confirmarse el próximo martes, casi sobre el cierre del plazo para inscribir a las alianzas electorales, según indicaron a NA fuentes cercanas al líder del Frente Renovador.

En el massismo evalúan que el acercamiento de varios gobernadores peronistas a la propuesta del kirchnerismo desdibujó al sector de Alternativa Federal, aunque aclaran que el tigrense mantiene la esperanza de sumarlos a la coalición opositora que promueve, pese a que ello se ve imposible hasta ahora.

“Es más lo que nos une que lo que nos separa”, sostuvo Massa en uno de los puntos más significativos de su documento y agregó: Las evidencias del fracaso de (el presidente Mauricio) Macri son múltiples: una inflación descontrolada, una devaluación superior al 300%, una desocupación que roza los dos dígitos, una crisis industrial sin precedentes”.

Además, para dejar clara su toma de distancia respecto del oficialismo habló de “los gobiernos de Cambiemos” y sostuvo que “o no son conscientes de lo que pasa o no les importa”.

Massa expresó su voluntad de “representar a la enorme mayoría de los argentinos que está descontenta con Macri” y no mencionó en ningún momento a la ex presidenta ni a su fuerza política, con lo que abandonó la tesis del “ni unos ni otros” que sostiene Alternativa Federal.

En el texto, el ex diputado nacional remarcó “la necesidad de una coalición opositora” con partidos que, “en el respeto de orígenes y diversidad, une a la mayoría opositora y genera una nueva mayoría posgrieta”.

“Debemos salir de la lógica amigo-enemigo, de los enfrentamientos históricos, y pasar a la construcción de una gran coalición de gobierno que supere el fracaso de la Argentina, entendiendo que todos debemos ceder algo, para construir para todos los argentinos”, señaló.

No obstante, pidió “ser también profundamente autocríticos” de los “errores y fracasos, porque borrón y cuenta nueva no curan per se las lastimaduras del tejido social”.

“Primero las ideas, luego los nombres”. “No se trata de qué lugar ocupa cada dirigente, sino cómo vamos a curar las heridas del fracaso, los errores y la soberbia de este Gobierno, que eligió un gobierno para pocos, lastimando a la enorme mayoría de los argentinos”, expresó Massa.

También invitó “a construir esa nueva mayoría para un nuevo gobierno sobre la base de valores, respeto a heterogeneidad, un programa de gobierno y competencia democrática sobre los liderazgos”.

Con referencias al “valor de las diferencias” y “la madurez de saber” que se puede “avanzar en un mismo sentido cuando el objetivo es el bienestar común” sin necesidad de “estar de acuerdo en todo”, Massa dejó más que claro hacia dónde se inclina su balanza por estos días.

“Estamos de acuerdo en que no podemos someter a los argentinos a cuatro años más de este fracaso. La multiplicidad de voces y sus diferencias enriquecen esta mayoría, desde el respeto y la diversidad, entre más seamos, mejores van a ser las ideas, propuestas y decisiones que tomemos para la Argentina”, agregó.

Y remarcó: “No se trata de qué lugar ocupa cada dirigente, sino cómo vamos a curar las heridas del fracaso, los errores y la soberbia de este Gobierno, que eligió un gobierno para pocos, lastimando a la enorme mayoría de los argentinos”.

Sobre el final del documento, el ex jefe de Gabinete de Cristina Kirchner enumeró los “compromisos fundamentales y fundacionales de una Argentina que se pone de pie”, entre los que planteó “el trabajo y el desarrollo económico inclusivo”; “la lucha contra la pobreza”; “la educación de calidad”; “la calidad de vida de los jubilados” y “la igualdad de género y la lucha contra la violencia machista”, entre otros puntos.

“Para poner de pie a la Argentina necesitamos un programa de gobierno con políticas de Estado desde el 10 de diciembre. Primero las ideas, luego los nombres. Espero que entendamos que la esperanza se genera contándole a los argentinos no solo quiénes, sino con qué programa y con qué compromisos vamos a construir el futuro”, sostuvo el referente opositor.