Mendoza: Analizan un proyecto para autorizar el uso medicinal del aceite de cannabis

Según se informó, los profesionales médicos como los diputados presentes acordaron la necesidad de crear un programa de investigación que contenga un protocolo, lo que permitiría controlar la calidad del producto, su aplicación, cómo actúa en el paciente y continuar su seguimiento luego de terminar el tratamiento.

El programa para el tratamiento de la epilepsia refractaria con aceite de Cannabis sería gratuito y estaría a cargo del Ministerio de Salud en un trabajo en conjunto con Facultades de Medicina y Farmacología locales, se detalló.

El jefe del Observatorio de Drogas de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNCuyo, Fabián Cremaschi y el jefe del Departamento de Toxicología, Sergio Saracco coincidieron en señalar que las universidades tienen los equipos tecnológicos para analizar la calidad de los productos, asegurando la homogeneidad y calidad para la aplicación en los pacientes.

Otro de los puntos de encuentro fue la necesidad de establecer en la iniciativa la importancia de informar a la ciudadanía sobre el programa de investigación y los efectos de usar el cannabis sin acompañamiento médico.

Los diputados presentes consultaron acerca de su aplicación en pacientes y los resultados que han tenido y si es aplicable para todos los casos.

Al respecto, los médicos señalaron que se ha utilizado, pero que se está en un periodo de investigación y que hay muchos tratamientos previos antes de llegar a su utilización.

Al terminar la reunión, la presidenta de la Comisión de Salud, Liliana Pérez (UCR) señaló que seguirán trabajando en el proyecto y se le incorporarán los aportes de los profesionales médicos.

Además la legisladora destacó la importancia de “un seguimiento del tratamiento y control específico por especialistas” dentro de un protocolo de investigación en el procedimiento clínico con los pacientes.

A nivel nacional, en octubre de 2016 la Cámara de Diputados aprobó y giró al Senado un proyecto de ley para autorizar al Estado a importar y distribuir el aceite de cannabis a fin de tratar determinadas enfermedades, pero sin permitir el autocultivo.