Milagro Sala vuelve al penal de Alto Comedero luego de realizarse estudios médicos

La detenida dirigente de la agrupación Tupac Amaru, Milagro Sala, fue trasladada anoche al penal de Alto Comedero, tras permanecer dos días internada en la clínica “Los Lapachos”, en la capital jujeña, para realizarle una serie de estudios médicos autorizados por el juez de Instrucción de Causas, Pablo Pullen Llermanos.

El traslado al penal de mujeres se realizó alrededor de las 22.15, y se espera que en las próximas horas la Tupac Amaru brinde información acerca del estado de salud de la dirigente detenida, según pueda acceder a los distintos diagnósticos médicos, informaron voceros de la organización.

Sala había sido trasladada el martes a la mañana a la clínica “Los Lapachos”, en la capital jujeña, para realizarse controles médicos, y permaneció internada hasta ayer para efectuarse estudios de mayor complejidad, que implicaban la aplicación de anestesia.

Según el juez Pullen Llermanos, los estudios se debían a una “afección que requiere de estudios de diagnósticos por imagen”.

El esposo de Milagro Sala, Raul Noro, que la acompañó durante ambas jornadas, aseguró que, más allá de los resultados, la dirigente no se encontraba bien “anímicamente”.

Sala permanece alojada en el penal de Alto Comedero desde mediados de octubre, cuando el juez Pullen Llermanos decidió revocarle el cumplimiento de la prisión preventiva en su domicilio de El Carmen, acorde con lo solicitado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, por “incumplir” las condiciones de detención impuestas por la justicia.

Ese incumplimiento se vinculó justamente a que la dirigente se negó a ser trasladada a un hospital de la capital provincial para realizarse los estudios médicos, aduciendo que ya había solicitado su realización en la clínica privada, pedido que el letrado interviniente ratificó ayer que, al momento, “no estaba notificado” a ese tribunal por la defensa.

Sala está detenida desde enero de 2016 por causas en las que se la acusa de asociación ilícita, fraude y extorsión, entre otros delitos.