«NO ES DE HOY QUE LOS CHICOS MUEREN EN ESTA ÉPOCA DEL AÑO», SOSTUVO LA MINISTRA DE SALUD DE SALTA

 La ministra de Salud salteña, Josefina Medrano, consideró que «no es de hoy que los chicos mueren en esta época del año», en referencia al fallecimiento de al menos siete niños de la comunidad wichí a causa de desnutrición en esa provincia del norte argentino.

En este sentido, con relación a un octavo caso de similares características reportado en las últimas horas, Medrano indicó que, en realidad, «corresponde a un chico de siete meses que muere por muerte súbita, no está relacionado con la desnutrición, ni con la etnia, ni con el agua, ni con ninguno de los factores que están concurriendo en el norte de la provincia».

«No es de hoy que los chicos mueren en esta época del año, hace muchos años que sucede esto en la provincia», sostuvo la funcionaria, en declaraciones a radio Futurock.

«Ésta es una realidad que el que vive en Salta y el que conoce el terreno y viene trabajando en la salud pública sabe que esto pasa hace mucho tiempo (…) El que conoce la situación del norte de Salta y de estos pueblos, sobre todo en la etnia wichí esto parece una historia repetida de hace mucho tiempo», planteó.

Las muertes de menores de edad ocurridas durante este verano por causas relacionadas con la desnutrición o la falta de agua potable llevaron al gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, a declarar la emergencia sociosanitaria en los departamentos de Orán, Rivadavia y San Martín.

«En verano aumentan las lluvias y el calor, que se suma a enfermedades propias de la época como la gastroenteritis, estos grupos están en un estado de fragilidad de su salud que no tienen capacidad de respuesta ante un cuadro que para otra persona sería más bien banal», insistió Medrano.

«Lo importante en este momento es hacer lo que estamos haciendo, ocupándonos del problema. Hay cosas que vamos a poder solucionar de inmediato y otras cuestiones que van a llevar más tiempo (…) Yo soy pediatra, me formé para cuidar y velar por la salud de los niños. Es una situación desesperante», aseguró la ministra.

Por otra parte, el Gobierno estudia modificaciones para que la ayuda alimentaria se implemente de manera eficiente en las comunidades de pueblos originarios.

La iniciativa fue confirmada por la presidenta del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz, quien puso a modo de ejemplo que en el distrito salteño de Santa Victoria Este «hay sólo dos almacenes con posnet».

En ese sentido, la funcionaria nacional señaló que tanto su área como el Ministerio de Desarrollo Social y el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) «trabajan para garantizar la llegada de la ayuda alimentaria de otra manera de lo que hace la tarjeta».

En declaraciones a la prensa, la dirigente oficialista indicó que se está evaluando la «entrega de módulos» o que los beneficiarios puedan «cobrar el monto de la tarjeta junto con la Asignación Universal por Hijo», ya que las comunidades originarias se suelen organizar para ir a los lugares de cobro todos juntos el día en que se acreditan los distintos planes del Gobierno.

«Buscamos alternativas para reemplazar a la tarjeta alimentaria en las comunidades originarias», remarcó.

La tarjeta Alimentar tiene como una de las bases de implementación la imposibilidad de que los beneficiarios puedan cobrar el dinero en efectivo: sólo puede usarse para la compra de alimentos y a través del uso del plástico.

La iniciativa se da en medio de la trágica situación que enfrenta la comunidad wichí, principalmente en Salta: en lo que va del año ya murieron al menos siete miembros de ese pueblo por desnutrición.