“Nos dejaron una provincia quebrada”, dijo Alicia Kirchner

La gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, afirmó que “no es fácil la situación en la provincia, tenemos un ahogo financiero y nos dejaron la provincia quebrada”, afirmó a Radio 10 al referirse a la seguidilla de protestas de trabajadores estatales y docentes por deudas salariales y la falta de avances en las negociaciones paritarias.

Kirchner señaló que el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, le aseguró que le daría asistencia “en todo”, pero se quejó de que “se demora” la ayuda del gobierno nacional.

Frigerio “me iba a ayudar en todo, cumplí con lo que ha pedido, pero creo que no hay comunicación de ellos con la parte económica porque las promesas se demoran”, sostuvo.

“No es fácil porque los recursos son limitados y están determinados por el petróleo, las regalías petroleras, y tuvimos un déficit de 6.713 millones de pesos, la disminución en el 86 por ciento de la obra pública, y la eliminación de los reembolsos del puertos patagónicos”, indicó la mandataria.

Kirchner dijo que no quiere “entrar en una situación de autodiscriminación” al ser consultada sobre si la administración nacional le proporciona los fondos correspondientes, si bien deslizó que siente que “a Jujuy le dieron muchísimo más dinero”.

De todos modos, manifestó que “agradece” los envíos de recursos del gobierno nacional y consideró también que “otras provincias están en situaciones complejas”.

Anoche, los sindicatos de docentes y padres de alumnos llevaron a cabo una “marcha de antorchas” por el centro de Río Gallegos luego de que el gobierno provincial suspendiera la audiencia que había convocado para reanudar las negociaciones paritarias.

Los docentes santacruceños vienen manteniendo protestas y medidas de fuerza desde el inicio del ciclo lectivo para reclamar un aumento salarial y en rechazo de la oferta provincial de un 10 por ciento en el ítem título, que los gremios consideran equivalente a un incremento del 3 por ciento sobre el total del salario.

Además, los maestros junto a médicos y estatales reclaman por el atraso en el pago de los salarios y por la situación de la Caja de Previsión Social provincial.

El martes pasado, Kirchner debió salir de la Casa de Gobierno de la provincia cerca de las 4 de la madrugada, luego de permanecer 10 horas en el edificio, debido a que manifestantes bloquearon las puertas durante varias horas en reclamo del pago de sueldos atrasados.

En la entrevista radial, Alicia Kirchner admitió “problemas” en su provincia pero atribuyó “una mirada mediática de algunos monopolios que ponen permanentemente tensión” sobre la provincia.

“Nos dejaron una provincia quebrada pero estamos haciendo lo imposible, tenemos un ahogo financiero, es cierto, no voy a pintar las cosas de otro modo”, insistió.