ONU exigió a las autoridades reforzar las labores de búsqueda del joven periodista mexicano Agustín Silva

La Oficina en México del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (ONU-DH) exigió a las autoridades reforzar las labores de búsqueda del joven periodista mexicano Agustín Silva, desaparecido este mes en el sureño estado de Oaxaca.

Silva, de 22 años y colaborador en periódicos locales, salió de su casa el 21 de enero para hacer una entrevista y ya no regresó, mientras que su vehículo fue encontrado en la mañana del día siguiente en el municipio de Asunción Ixtaltepec.

Según detalló anoche la ONU-DH en un comunicado, Silva había rechazado pocos días antes las presiones del representante de tres detenidos presuntamente vinculados con el crimen organizado para que modificara una noticia publicada sobre el caso.

El representante de la ONU-DH en México, Jan Jarab, señaló que “urge que las autoridades estatales y federales correspondientes realicen una investigación eficaz que tome en cuenta la labor periodística” de Silva y que determine su paradero.

Añadió que “no se puede negar la posible relación entre la desaparición de Agustín Silva y su labor periodística sin haber esclarecido plenamente el caso y, sobre todo, sin haber localizado al periodista”, informó la agencia de noticias EFE.

Añadió que es fundamental generar condiciones que garanticen un ambiente propicio para la libertad de expresión, sobre todo en estados con numerosos casos de ataques a periodistas como Oaxaca, donde se han denunciado hasta 144.

México es considerado uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo. En 2017, fueron asesinados 12 comunicadores, lo que elevó a 39 los homicidios de periodistas en lo que va de mandato del presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018).

Según la ONG Reporteros Sin Fronteras, México tuvo en 2017 la misma cifra de periodistas muertos que Siria (12), seguido de Afganistán (nueve) e Irak (ocho).