OPAQ confirmó que el veneno utilizado en el ataque al ex agente es identificado como Novichok

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) confirmó hoy que el veneno utilizado en el ataque al ex agente Serguei Skripal y su hija Yulia en la cuidad británica de Salisbury es el agente nervioso identificado como Novichok, que se fabricaba en la década del 70 en la ex Unión Soviética.

El equipo de investigadores, especificó la OPAQ en un comunicado, “confirma las conclusiones del Reino Unido en relación a la identidad del químico tóxico que fue utilizado en Salisbury”, según informó el diario The Guardian en su versión online.

Con esta confirmación, la OPAQ, que lleva a cabo la investigación sobre el origen del veneno utilizado en ese ataque, perpetrado el pasado 4 de marzo, apoya parte de la teoría británica, que además acusa directamente a las autoridades rusas del ataque.

El resumen ejecutivo publicado por la OPAQ no menciona al Novichok por su nombre, pero afirma que los resultados del análisis de muestras ambientales y biomédicas confirman las conclusiones del Reino Unido sobre la identidad del químico tóxico que se usó en Salisbury e hirió gravemente a tres personas.

Los Skripals fueron encontrados en estado grave ​en un banco de un parque en Salisbury, en Inglaterra.

El policía Nick Bailey, quien estuvo entre los primeros en la escena, también fue llevado al hospital, pero fue dado de alta el 22 de marzo.

El informe añade que el químico tóxico era de alta pureza.

Tanto el nombre como la composición del químico tóxico identificado están contenidos en el “informe clasificado” que la OPAQ repartió a los Estados partes, añade la nota.

Esta organización, que en ningún momento hace referencia directa a Rusia en el comunicado, detalló que su equipo de expertos se desplegó en el Reino Unido del 21 al 23 de marzo y pudo “recolectar muestras de sangre” de los afectados por el envenenamiento,

Asimismo, las muestras fueron enviadas al laboratorio de la OPAQ, localizado en la ciudad holandesa de Rijswijk, cerca de La Haya, para su análisis, aunque las muestras también fueron analizadas por otros laboratorios relacionados con la organización “con fines comparativos”.

El Gobierno de la primera ministra británica, Theresa May, expulsó a 23 diplomáticos rusos como represalia por lo sucedido, mientras que Moscú hizo lo propio como respuesta.

Poco después, 14 países de la Unión Europea (UE), así como Estados Unidos, Canadá y Ucrania, también decidieron expulsar diplomáticos rusos en solidaridad con el Reino Unido.

El Novichok es un agente nervioso que desarrolló la Unión Soviética en los años 1970 y 1980.
Pertenece a las “armas químicas de cuarta generación”, designado como parte del programa soviético secreto denominado “Foliant”.

Yulia Skripal, que recibió el alta hospitalaria el pasado 9 de abril, aseguró hoy en un comunicado que “nadie” puede hablar por ella o por su progenitor salvo ellos mismos.

La Policía Metropolitana de Londres publicó hoy esta declaración en la que la mujer, de 33 años, manifestó que “por el momento” no desea hablar con los medios y pidió su “comprensión y paciencia” hasta que pueda aceptar su “situación actual”.

“Me encuentro con una vida completamente distinta a la ordinaria que dejé hace un mes y estoy tratando de asumir este panorama, al tiempo que me recupero”, prosiguió Yulia.

También aclaró que las “opiniones” de su prima Victoria, que ha dado diversa información sobre ellos a un medio ruso, no son las suyas ni las de su padre, y le pidió que no la visite ni trate de contactar con ella por ahora.