Organismos de derechos humanos de Corrientes repudian prisión domiciliaria a represores

Organismos de derechos humanos de Goya y Paso de los Libres repudiaron hoy resoluciones judiciales que otorgan prisión domiciliaria a represores condenados por delitos de lesa humanidad cometidos en Corrientes durante la última dictadura.

La Asociación Memoria Derechos Humanos y Solidaridad (Medehs) de Goya y la Asociación Civil por la Memoria, la Verdad y la Justicia de Paso de los Libres adelantaron además que acompañarán las apelaciones de las querellas contra las prisiones domiciliarias concedidas a tres condenados a prisión perpetua.

Un escrito de la Medehs rechazó “en todos sus términos la Resolución del Tribunal Oral Federal de Corrientes que otorga el beneficio de prisión domiciliaria a los siguientes represores: Rafael Barreiro (Causa Regimiento de Infantería 9 de Corrientes), Alberto Silveira Escamendi (Causa Panetta, Goya), Carlos Faraldo (Paso de los Libres), todos ellos condenados a las penas máximas por genocidio”.

“Repudiamos estas decisiones, pues las consideramos enmarcadas en un avance de las políticas de impunidad que se vienen implementando desde el Gobierno del presidente Macri, que significan una amnistía encubierta para delitos considerados imprescriptibles a nivel nacional e internacional”, añadió, entre otras consideraciones.

Por su parte, la Asociación Civil por la Memoria la Verdad y la Justicia de Paso de los Libres expresó un rechazo similar a “la resolución del Tribunal Oral Federal de Corrientes que otorga el beneficio de prisión domiciliaria a los represores condenados que jamás mostraron arrepentimiento ni manifestaron donde se encuentran los desaparecidos, víctimas del terrorismo de Estado”.

“Reafirmamos nuestro compromiso con la sociedad libreña, de bregar por memoria, verdad y justicia, repudiando las políticas que debilitan la división de poderes, el retroceso en políticas de derechos humanos y la alarmante criminalización de la protesta”, expresó en un comunicado.

Por su parte, Carlos Acosta, hermano del joven estudiante desaparecido Héctor “Pata” Acosta, dijo hoy a Radio LT12 de Paso de los Libres que “lo que está en riesgo no es un caso aislado, sino la garantía de la República, la independencia de los poderes” y anticipó que recurrirán a “escraches” para expresar su desacuerdo con la resolución judicial.

“La defensa de Faraldo pidió prisión domiciliaria con pulsera electrónica, porque padece problemas cardíacos y crisis de llanto porque no está con sus hijos”, mientras que “mis padres desde el 76 no estuvieron con su hijo, murieron llorando a un hijo que fue secuestrado, torturado y muerto en Gendarmería y Faraldo participó de todo eso”.

Acosta sostuvo finalmente que para otorgar a los represores el beneficio de la prisión domiciliaria “no se hicieron pericias de ambiente y psicológicas de los hijos (de Faraldo). Todo se hizo entre gallos y medianoche, porque el Tribunal y todos los jueces están actuando presionados por el Estado”.