Organizaciones sociales marcharon contra el ajuste

En el Día de San Cayetano, militantes de organizaciones sociales y políticas realizaron ayer su tradicional “Marcha por paz, pan y trabajo” desde Liniers a la Plaza de Mayo, con una batería de reclamos al Gobierno.

La movilización estuvo encabezada por Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), aunque contó con la adhesión de un sector de la CGT, la CTA Autónoma y varios sindicatos.

Las agrupaciones convocantes se expresaron “en contra del ajuste” y del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), en lo que fue el tercer año consecutivo en el que se realiza esta marcha.

El coordinador nacional de Barrios de Pie, Daniel Menéndez, advirtió que “el Gobierno pone en serio riesgo la paz social” al firmar el préstamo con la institución financiera.

“Que deje de faltar el pan en nuestros hogares. Que se refuercen las políticas de generación de trabajo.

Hoy nos movilizamos también contra el acuerdo con FMI, porque ni pan ni trabajo traen sus recetas”, sostuvo el dirigente, uno de los principales oradores de la jornada.

Por su parte, Esteban “Gringo” Castro, secretario general de CTEP, cuestionó al oficialismo al señalar que “decide que se fuguen 88 mil millones de dólares pero no quiere ampliar el salario social complementario o no quiere discutir paritarias”.

“A fines de noviembre va a caer con todo su poderío el G20, les pido compañeros y compañeras que esta misma movilización se siga multiplicando, porque al G20 no le tiene que salir barato venir a la Argentina”, agregó.

Los militantes se concentraron desde las 7:00 en los alrededores de la catedral que se construyó en honor al patrono del trabajo, ubicada en el barrio porteño de Liniers: la columna principal partió a las 9:00 por la avenida Rivadavia y llegó a la Casa Rosada cerca de las 14:00 para realizar el acto central.

Otros gremios y partidos políticos se sumaron a la protesta partiendo desde Plaza Miserere, el Congreso y el Obelisco, entre ellos el Movimiento Evita y Libres del Sur.

La movilización ocasionó complicaciones en el tránsito durante la tarde del martes, sobretodo en la zona de la 9 de Julio, que permaneció cortada durante algunas horas a la altura de Belgrano.

Frente a una Plaza de Mayo bastante colmada, los principales dirigentes también reclamaron que se apruebe en el Congreso una serie de proyectos de ley que ya presentaron, como el de declaración de la Emergencia Alimentaria.

“En un país donde uno de cada tres chicos se alimentan en comedores comunitarios y con un 43% de niños, niñas y adolescentes con malnutrición en los barrios humildes, necesitamos que el gobierno no le dé la espalda a los que menos tienen”, señaló Menéndez al respecto.