Países del Pacífico buscan reflotar acuerdos de libre comercio

Los líderes de los 21 países que componen el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) se reunirán mañana en Vietnam con una agenda marcada por la negociación para reflotar el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), luego de que el presidente estadounidense, Donald Trump, retirara a su país del pacto en enero último.

La APEC representa el 59 por ciento del PIB mundial, el 49 por ciento del comercio global y un mercado de unos 2.850 millones de habitantes, pero la cumbre de mañana estará ceñida al interés de 11 de sus miembros por reflotar el TPP sin Estados Unidos, la potencia que lo impulsó cuando era gobernada por el demócrata Barack Obama.

El TPP, firmado el 4 de febrero de 2016 sobre la base de un acuerdo similar que involucraba a algunos países de la cuenca del Pacífico, propicia el libre comercio en un bloque económico que abarca cerca del 40% de la economía mundial y unas 800 millones de personas.

Los mandatarios de los 11 países que aún negocian el TPP (Australia, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam) se reunirán en la ciudad de Danang para “dar un impulso” al acuerdo como plataforma de integración comercial, dijo el canciller de México, Luis Videgaray, a la agencia de noticias EFE.

Según Videgaray, las negociaciones tratarán sobre los ajustes necesarios tras la salida de Estados Unidos y sobre los plazos para la rúbrica de un nuevo acuerdo que liberalice el comercio entre los países firmantes a ambas orillas del Pacífico.

La cumbre, que finalizará el sábado, comenzó con la reunión de ministros de Comercio y Exteriores de las 21 economías que se celebró ayer y que tuvo que prolongarse hasta hoy para buscar un consenso, debido al desacuerdo de Washington con la declaración sobre proteccionismo y libre comercio.

“Es una situación de 20 a 1. APEC es una organización basada en el consenso. Si no se puede alcanzar el consenso no hay declaración”, señalaron a EFE fuentes cercanas a la negociación, que aclararon que el desencuentro afecta también a la declaración final de la cumbre de jefes de Estado y de gobierno.

No obstante, algunos mandatarios alentaron la posibilidad de un relanzamiento del TPP tras la cumbre de mañana.
El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, aventuró días atrás que “habrá algún tipo de anuncio” a este respecto, y hoy la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, cifró en un 50 por ciento las posibilidades de reactivar el tratado.

Por su parte, el premier canadiense, Justin Trudeau, se mostró más cauto y afirmó que no tenía prisa por suscribir un nuevo acuerdo.

Aunque algunos países son partidarios de dejar la puerta abierta para el retorno de Estados Unidos, Trump, quien llegará mañana a Vietnam desde China, reafirmó que “el TPP no era la idea correcta”.

Durante su reciente visita oficial a Japón se mostró convencido de que su país tendrá más oportunidades comerciales y “la situación será menos compleja” fuera del TPP.

El TPP fue la primera víctima del giro proteccionista que Trump busca imprimir a su gestión, tomando distancia de acuerdos multilaterales para apostar por los pactos bilaterales. El magnate republicano firmó la salida de su país del TPP a dos días de pisar la Casa Blanca, en enero pasado.

La APEC había concluido la cumbre del año pasado con una llamada de atención sobre el riesgo de caer en el proteccionismo y una defensa de la integración económica, en la última participación de Obama en el foro, días después de que Trump ganara las elecciones.

Además de los 11 países negociadores del TPP y Estados Unidos, la APEC está formado por China, Corea del Sur, Filipinas, Hong Kong, Indonesia, Papúa Nueva Guinea, Taiwán, Tailandia y Rusia.

Precisamente, la presencia del presidente ruso, Vladimir Putin, y de Trump en Danang facilita una posible reunión entre ambos para tratar las tensiones con Corea del Norte y otros asuntos de seguridad.

En ese sentido, el Kremlin informó hoy que el encuentro se producirá mañana, pero Washington evitó confirmarlo.

“No hubo en ningún momento un acuerdo para reunirse, mucho menos para un encuentro bilateral”, dijo hoy el secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, en una rueda de prensa en Beijing.

“No sería extraño que haya algún tipo de encuentro al margen, pero la cuestión es saber si tendrá suficiente contenido”, añadió el jefe de la diplomacia estadounidense.

En la reunión de mañana en Danang, ciudad costera de la región central de Vietnam, está prevista la intervención, además de Trump, de los otros líderes de las principales economías del grupo, incluidos Putin, el presidente de China, Xi Jinping, y el primer ministro de Japón, Shinzo Abe.