PARA AVRUJ, “NO ESTÁ DEMOSTRADO” QUE EL NIETO RESTITUIDO NÚMERO 130 SEA HIJO DE UNA VÍCTIMA DEL TERRORISMO DE ESTADO

“Nunca figuró en la lista de la CONADEP, tampoco en el Registro Único de Víctimas del Terrorismo de Estado en esta Secretaría”, señaló el funcionario nacional, quien confirmó que la denuncia del caso se hizo en 1999 por parte de los familiares.

Javier Matías tampoco fue convalidado como hijo de desaparecido por la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (CONADI), que preside también Avruj.

“Sí existe filiación entre los padres denunciados como desaparecidos, pero nunca fue convalidado como hijo de desaparecidos por la CONADI”, afirmó.

En declaraciones al diario Clarín el funcionario indicó: “Por eso, como Gobierno tampoco hemos salido a pronunciarnos sobre el nieto 130 como habitualmente hacemos con todo nieto recuperado”.

“De todas maneras, nadie desconoce su tragedia. Es un hecho aberrante para cualquier persona ser abandonada en esas circunstancias”, afirmó el secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural.

El funcionario nacional afirmó que “la ley contempla indemnizaciones para víctimas de terrorismo de Estado si se prueba que una persona tiene a sus padres muertos o desaparecidos y a la víctima se le sustituyó la identidad”.

Y afirmó que “en esta situación, no; no le corresponde” un beneficio de ese tipo al joven.

Abuelas de Plaza de Mayo informó que Javier Matías Darroux Mijalchuk es hijo biológico de Juan Manuel Darroux -un ex miembro de la Prefectura que trabajó con la Armada en la Dictadura- y de Elena Mijalchuk -un ama de casa-, una pareja que desapareció con diferencia de días, en diciembre de 1977, cuando el chico tenía sólo cuatro meses de vida.

Avruj, en tanto, señaló que ni Mijalchuk ni Darroux figuran en el Informe de la CONADEP de 1984, ni en el Registro Único de Víctimas del Terrorismo de Estado (RUVTE) de 2015, y tampoco están en la base de datos del Parque de la Memoria.