PARA LACUNZA, EL GOBIERNO «TARDÓ DEMASIADO» EN ACORDAR CON LOS ACREEDORES POR LA DEUDA EXTERNA

El ex ministro de Economía Hernán Lacunza criticó hoy que el Gobierno «tardó demasiado» en la reestructuración de la deuda y, al referirse a la negociación con el FMI, alertó que no se debe «confundir el acompañamiento del Fondo en la deuda con los bonistas respecto de una eventual condescendencia» con su crédito.

«Se recorrió un camino demasiado largo con una propuesta muy ambiciosa», consideró.

En diálogo con Tesis Política, el programa que conduce Román Lejtman en Radio Rivadavia, analizó que «la deuda es de los argentinos, no de un Gobierno o de otro».

«Se perdieron un par de meses que no fueron gratis porque costaron reservas, incertidumbre y más cepo», apuntó Lacunza, quien insistió en que «se tardó demasiado».

«Si hubiéramos ganado las elecciones nosotros, lo hubiéramos encarado de otra manera y con otro crédito también», estimó.

Además, resaltó que los países «todo el tiempo están renovando deuda de manera voluntaria».

Con relación a la negociación con el FMI, pronosticó que «va a ser larga, no va a ser corta».

«No hay que confundir el acompañamiento del Fondo en la deuda con los bonistas respecto de una eventual condescendencia con su propia deuda», advirtió el ex funcionario.

Así, aseguró que «la prioridad del Fondo es recuperar» el dinero.

«Va a pedir un programa. No es que vamos a ir y vamos a decir ´bueno, vamos viendo´», subrayó.