Paro de aeronáuticos por aumento salarial

El secretario general de la Unión del Personal Superior de Empresas Aeronáuticas (UPSA), Rubén Fernández, justificó la huelga que realizan hoy cinco de los seis gremios aeronáuticos en reclamo de un aumento salarial de al menos el 24,5 por ciento, al señalar que llevan “60 días” de negociación infructuosa con los directivos de Aerolíneas Argentinas.

“Hace 60 días que estamos negociando. Hicimos todos los caminos habidos y por haber”, afirmó Fernández en diálogo con la FM Radio Con Vos, en el que detalló que, transcurridos 20 días de la conciliación obligatoria que había sido dictada por el Ministerio de Trabajo y prorrogadas otros cinco días más, no lograron llegar “a ningún acuerdo” en el marco de la discusión paritaria.

“Fuimos citados al Ministerio de Trabajo y la que faltó varias veces fue la empresa”, detalló Fernández, al tiempo que destacó que la medida de fuerza que se cumple desde la 0 hora de hoy y que se extenderá hasta la medianoche fue anunciada “con cinco días de anticipación, para que no nos critiquen”.

No obstante, afirmó que, “lamentablemente, lo más fácil siempre es (decir) que somos unos salvajes”.

Fernández señaló que exigen un aumento salarial de, al menos, el 24,5 por ciento. “La última actualización salarial la tuvimos en septiembre de 2016. Hasta septiembre de este año, según datos del Indec, la inflación fue de 24,5 por ciento. Es lo que estamos pidiendo nosotros”.

Los gremios aeronáuticos realizan hoy un paro de 24 horas en reclamo de aumento salarial. Se oponen a la propuesta de Aerolíneas Argentinas, de un incremento del 16 por ciento más cláusula gatillo por inflación, sobre la base del 42 por ciento otorgado el año pasado, lo que representa un aumento de bolsillo del 20 por ciento, según precisó ayer el titular de Aerolíneas, Mario Dell’Aqua.

La medida de fuerza generó ayer la cancelación de 50 vuelos, y de más de 300 para hoy.

El secretario general de UPSA señaló que “la empresa dice que la inflación va a bajar y ofrece 16 por ciento más cláusula gatillo”, pero resaltó que “la gran discusión es que estamos pidiendo que se actualice para atrás”.

Ayer, Mario Dell’Acqua, presidente de Aerolíneas Argentinas, dijo que “el perjuicio a la empresa es enorme y va más allá de los pasajeros que no pueden volar; va en contra del prestigio que habíamos logrado recuperar”. Y dijo que el paro lo generaron “un grupo de cuatro o cinco dirigentes gremiales que ganan 250 mil pesos por mes”.

“Nos preocupan las declaraciones del presidente de Aerolíneas Argentinas, descalificándonos y hablando de sueldos de 200 mil pesos; el sueldo de inicio es de 30 mil. Esto lo hace para tirarnos a la gente en contra”, subrayó Fernández, quien advirtió que, “probablemente, si no hay acuerdo haremos nuevamente paro”.