Peña afirmó que es necesario que Odebrecht “diga lo que sabe”

El Gobierno nacional comparte “la necesidad” con la diputada nacional Elisa Carrió (Coalición Cívica) de que la empresa brasileña Odebrecht “diga lo que sabe”, al formular declaraciones a la prensa al término de la reunión de gabinete ampliado del municipio platense que encabezó junto al intendente Julio Garro en el teatro Coliseo de La Plata.

“Compartimos con Carrió la necesidad de que Odebrecht diga lo que sabe y que tenga las garantías y toda la transparencia que pueda haber”, dijo a la prensa el funcionario nacional tras participar, en La Plata, de la reunión de gabinete municipal ampliado que encabezó el intendente Garro y de la que también participó el secretario General de la Presidencia, Fernando De Andreis.

El sábado pasado Carrió sostuvo que algunos integrantes del Gobierno -entre los que excluyó al presidene Mauricio Macri-, “no quieren” que se conozca el trasfondo de la megacausa de corrupción conocida como Lava Jato porque “protegen al ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido; y al ex jefe de Gabinete, Aníbal Fernández” ya que “todo el sistema político, judicial y empresarial” está involucrado.

“Todo el sistema político y judicial está destinado a proteger a De Vido (en la causa Lava Jato). Hay lobby para evitar que se lo complique, y para ocultar el dinero de las campañas políticas. Todo para que no se sepa quiénes recibían las coimas. Lo cuidan (al ex funcionario) porque puede hablar y comprometer a empresarios, banqueros, jueces, miembros del Tribunal Supremos… a todos”, sostuvo la legisladora en Radio Mitre.

Y completó: “Cuando digo todos, esto incluye a algunas personas del gobierno porque la relación con (el apellido) Macri y De Vido es obvia… en el Correo se nota claramente. Digo que algunos pueden estar (involucrados), no Mauricio (Macri), ni (Gustavo) Arribas (el titular de la AFI)”, diferenció.

Según Carrió, “lo que no puede pasar es que no se condene a los corruptos, que no salgan a la luz los Kirchner, los Aníbal Fernández, que tienen conexión con todos los negocios, desde la efedrina hasta los puertos. Si esto no se da a la luz, no hay Lava Jato en la Argentina”, definió.

Antes de ayer, la empresa constructora brasileña Odebrecht entregó al Gobierno una propuesta de acuerdo, para colaborar en las investigaciones sobre los 35 millones de dólares en coimas que la compañía afirma haber pagado en nuestro país, para lograr contratos de obra pública durante el gobierno kirchnerista entre 2007 y 2014.