Personal del INTI y ATE denunciaron “persecución, precarización y desvío de fondos”

Los trabajadores, quienes paralizaron ayer las tareas y se concentraron frente a las puertas del establecimiento, en la Avenida Constituyentes al 5400, rechazaron, igual que la Junta Interna y la conducción nacional de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) “las maniobras de corrupción, los desvíos de fondos y la emergencia en seguridad e higiene”, y aseveraron que “un petitorio gremial aguarda aún respuestas desde marzo” último.

“El directorio persigue a los representantes de base a través de la falsificación de actas de ausencia y pedidos de licencia para que los descuentos salariales no se visualicen como represalias gremiales, y con aprietes y violaciones al convenio”, señalaron.