Pilotos denuncian que Aerolíneas cambió la oferta salarial y los “empuja a un paro”

El titular de APLA, Pablo Biró, consideró que “es evidente” que la empresa quiere “empujar a los trabajadores a un conflicto” luego de “retirar la oferta salarial” e informar que “la política de pasajes con tarjetas de crédito en 18 cuotas y los descuentos para jubilados era una decisión gubernamental”.

Frente a este escenario, el dirigente adelantó que este jueves, a partir de las 17, los pilotos volverán a reunirse en la sede del gremio, ubicada en la calle Lezica 4051, del barrio porteño de Almagro, para “evaluar bien toda la situación” y definir “los pasos a seguir”.

En diálogo con Télam, Biró consignó que en un encuentro que APLA mantuvo con representantes de la empresa el viernes último, la compañía “dejó en claro que el segundo semestre era muy malo en términos económicos, en especial la previsión que tienen para noviembre, y retiró la oferta salarial del 35 por ciento que habían hecho”.

Incluso, Biró sugirió que las autoridades de la línea aérea de bandera pretenden “responsabilizar” a los trabajadores de “los resultados económicos de la compañía y de una política que, claramente, los empleados no manejan”, por lo que evaluó que “es evidente que nos quieren empujar a un conflicto”.

En tanto, en un comunicado de prensa, los pilotos señalaron que durante el encuentro de la semana pasada, tanto la titular de la compañía, Isela Costantini, como el gerente de Recursos Humanos Daniel Maggi, “realizaron una extensa exposición sobre los pésimos resultados que está teniendo la compañía en el segundo semestre”.

“La empresa nos anunció que retiraban de la mesa de negociación la última oferta realizada a APLA, disminuyendo la pauta salarial prevista y eliminando puntos convencionales ya preacordados entre las partes”, señaló APLA en el escrito.

Por su parte, desde UALA, consideraron como una “provocación” la modificación de la oferta salarial consensuada con Aerolíneas Argentinas, que les fue trasladada ayer durante una reunión celebrada con autoridades de la empresa.

Según confió a Télam el secretario adjunto de UALA, Genaro Trucco, “sorpresivamente” la propuesta salarial de la empresa fue “modificada unilateralmente”.

Para Trucco, la empresa “pateó el tablero” porque “la línea argumental es que desde el Gobierno le habían planteado que ante las pérdidas en los últimos tres meses no estaban en condiciones de dar un centavo más”.

“No queremos que nos empujen a un conflicto para justificar las pérdidas de la empresa. Si uno analiza las cosas fríamente, esto es obviamente una provocación”, agregó y confió que el gremio está “en estado de asamblea permanente” y “seguramente” esta semana evaluarán “los mecanismos a seguir”.

En ese sentido, Trucco añadió que, “si las autoridades de Aerolíneas pretenden justificar las pérdidas de la empresa y pretenden llevarnos a un conflicto no lo van a lograr, porque nosotros no vamos a darles la razón y hacer un conflicto para que después salgan a decir que somos los culpables”.

Por su parte, fuentes de la aerolínea de bandera manifestaron a Télam que la intención de la empresa es mantenerse “en la mesa de negociación” y que están ajenos a lo que resuelvan los pilotos.

Días atrás, de acuerdo con lo consignado por las fuentes, Aerolíneas envió una carta a los pilotos con un “ofrecimiento razonable dentro de la realidad que atraviesa el país y de las posibilidades de la empresa” que consiste en un 35 por ciento de aumento salarial no remunerativo durante 11 meses del acuerdo, con un impacto en el bolsillo de los trabajadores de entre un 40 y 42 por ciento.

Además, proponía el pago de un bono para el último mes del acuerdo, pagadero en septiembre de 2017, correspondiente a un 7% del salario mensual bruto de la categoría más alta, lo que equivaldría a una suma de 13.500 pesos aproximadamente.

En el texto, firmado por Costantini, se advertía también que eventuales nuevas medidas de fuerza del gremio afectarían las “endebles finanzas” de la empresa y pedía “un análisis realista y responsable” de la propuesta.

De acuerdo con lo consignado por las fuentes, la carta finalizaba destacando la posibilidad de llegar a un acuerdo y “seguir trabajando juntos por el crecimiento del Grupo Aerolíneas” para “brindar un mejor servicio a los argentinos”.

fuente: TELAM