POR DNU, FERNÁNDEZ MODIFICÓ EL FONDEP Y EL GOBIERNO APUNTARÁ A MOTORIZAR EL CONSUMO COMO REACTIVADOR DE LA ECONOMÍA

El presidente Alberto Fernández emitió hoy un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) para modificar el Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (FONDEP) con el objetivo de apuntar a motorizar el consumo como reactivador de la actividad económica.

El DNU 122/2021 publicado este lunes en el Boletín Oficial lleva la firma del jefe de Estado y de todos los ministros del Gabinete nacional.

En 2014, la gestión de Cristina Fernández de Kirchner había creado el Fondo para el Desarrollo Económico Argentino (FONDEAR); ese fondo fue sustituido por la gestión de Mauricio Macri en 2018, por lo que pasó a llamarse Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (FONDEP).

La administración Fernández consideró que este Fondo «es un vehículo eficaz, transparente y esencial para el financiamiento de empresas y en particular, las micro, pequeñas y medianas compañías, ya que cuenta con la posibilidad de atender con agilidad y efectividad, con distintos instrumentos, a sectores que por la coyuntura económica o circunstancias puntuales de la economía local o internacional así lo requieren.

Y ahora, en el contexto excepcional y extraordinario de pandemia, «resulta indispensable adoptar las medidas necesarias tendientes a sostener, desarrollar y reactivar el entramado productivo de la Nación», dice el DNU.

Por ello, se decidió adecuar y agilizar las herramientas de financiamiento del FONDEP, así como ampliar sus objetivos, alcances e instrumentos, de modo de influir más eficazmente en el desarrollo y sostenimiento de las actividades alcanzadas por el mismo.

El DNU estable que el fondo será de alcance nacional para un mayor acceso al financiamiento; promover la inversión o el consumo; contribuir al desarrollo de las cadenas de valor en sectores estratégicos para el desarrollo económico y social del país; contribuir a la puesta en marcha y/o el sostenimiento de actividades y/o empresas con elevado contenido tecnológico, estratégicas para el desarrollo nacional o importantes para la generación de mayor valor agregado en las economías regionales.

BICE Fideicomisos S.A. será ahora el encargado de administrar el fondo e instrumentará las medidas a adoptarse en cada caso de acuerdo a los lineamientos generales que apruebe el Comité Ejecutivo.

Los destinatarios de estos beneficios serán las personas humanas o jurídicas, públicas o privadas, a las que se les aprueben medidas o instrumentos vinculados a los destinos definidos para impulsar la economía.

Las personas jurídicas destinatarias podrán ser, asimismo, jurisdicciones o entidades de la Administración Pública Nacional, provincial, de la Capital Federal o municipal, las Sociedades del Estado o con Participación Estatal Mayoritaria, las Universidades Públicas y fideicomisos públicos.

Dos de los objetivos centrales serán la capacitación de trabajadores y el fomento del consumo de bienes o servicios de origen nacional o con componentes nacionales, siempre que ello implique un impulso a productores o productoras de bienes o prestadores o prestadoras de servicios nacionales.

En casos debidamente justificados el FONDEP podrá conceder fondos sin requisito de devolución.