POR FUERA DE LA COPARTICIPACIÓN, NACIÓN INYECTÓ MÁS DE 500.000 MILLONES DE PESOS EN LAS PROVINCIAS EN EL PRIMER SEMESTRE

El Gobierno nacional le inyectó a las provincias y la Ciudad de Buenos Aires unos 500.467 millones de pesos en el primer semestre, por fuera de los fondos que se distribuyen por la ley de Coparticipación Federal de Impuestos.

Así lo señala el informe 126 que la jefatura de Gabinete le presentó a la Cámara de Diputados de la Nación con las respuestas a las preguntas hechas ya por los legisladores, horas antes de que se presente para exponer el jefe del área, Santiago Cafiero.

En concepto de Aportes del Tesoro Nacional (ATN), la NAción giró a las provincias unos 48.473 millones de pesos; de ese total, 40.000 millones corresponden al Decreto 352/2020 por lo que aún restaría el envío de otros 20.000 millones.

Por préstamos del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial (FFDP) fueron enviados unos 41.725 millones de pesos; esta línea se ofrece un periodo de gracia de seis meses, una tasa de interés de 0,1% y un periodo de pago de 36 meses.

Además, las transferencias a las provincias y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en concepto de Aportes del Tesoro Nacional por fuera del Programa de Asistencia Financiera a las Provincias ascendieron a $8.473 millones al día de la fecha.

En simultáneo, el Gobierno Nacional ha dado continuidad a los diversos Convenios específicos firmados con Buenos Aires, La Pampa, La Rioja, Neuquén, Río Negro, San Luis, Santa Cruz, Santa Fe y Santiago del Estero por un total de $59.898 millones en los primeros 6 meses del año.

Asimismo, en el mismo periodo el Sector Público Nacional transfirió $18.800 millones a las cajas previsionales no transferidas al SIPA de las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, La Pampa y Santa Fe.

Asimismo, el Ejecutivo Nacional avanzó en la implementación de un paquete de apoyo a las Provincias a través de los programas de Asistencia al Trabajo y la Producción, el Ingreso Familiar de Emergencia, refuerzos de las tarjetas alimentarias, asignaciones familiares, asignaciones universales por hijo y de los haberes jubilatorios.

El paquete de asistencia fiscal con distribución federal devengado asciende al día de la fecha a un monto equivalente al 2,9% del PBI.