Poscosecha de granos: guía para almacenamiento de granos en silobolsa – PARTE II

Conocer la calidad del grano embolsado, la clave del éxito en la poscosecha

Para el caso de aquellas bolsas donde no se conozca la calidad inicial, se recomienda realizar mediciones a una distancia entre puntos no superior a 4 metros, con la mayor periodicidad posible para detectar zonas de alta tasa de incremento en la concentración de CO2. Si se detectan dichas condiciones se recomienda un calado para un posterior análisis de la muestra a fin de detectar el motivo de dicho incremento, y la planificación de la extracción del grano para evitar que se deteriore.

Si se cuenta con un detalle de la calidad, se recomienda medir en un primer momento cada 4 a 6 metros aproximadamente, para detectar probables roturas en el fondo de la bolsa producidas durante el armado de la misma, en caso de no detectar puntos con altas tasa de incremento de la concentración de CO2, revisar en posteriores mediciones solo aquellos puntos demarcados inicialmente donde conocemos que pueden aparecer problemas de almacenamiento, como alta humedad, insectos, roturas de bolsa, entre otros.

 

ü  Independientemente del método, es muy importante tener una alta presión y frecuencia de muestreo, dada la gran variabilidad de calidad (contenido de humedad, porcentaje de dañado, incidencia de hongos, hermeticidad, etc.)

 

Si bien no es recomendable almacenar grano húmedo, es una práctica que se puede realizar por un breve lapso de tiempo, hasta que mejoren las condiciones climáticas o se resuelvan problemas de logística. La duración de ese tiempo de almacenamiento temporal dependerá de tres factores:

ü  Calidad del grano al embolsar, especialmente su contenido de humedad.

ü  Hermeticidad del silobolsa.

ü  Temperatura ambiente durante el período de almacenamiento.

 

6. CALIDAD DEL GRANO: Durante la cosecha se debe tener en cuenta que el trato agresivo al grano provoca daños mecánicos que afectan el posterior manejo y la conservación. El tegumento del grano posee importantes funciones y protege a las estructuras internas contra choques u otros efectos abrasivos. Además sirve de barrera a la entrada de microorganismos y al ataque de insectos; también actúa en la regulación del intercambio gaseoso y de humedad, y en algunos casos, regula la germinación.

 

7. HUMEDAD DE ALMACENAMIENTO SEGURO: Es aquella que permite conservar los granos sin riesgo de desarrollo de hongos -contenido de humedad de equilibrio menor a 67%-. Cuando el almacenamiento se realiza a altas temperaturas, la humedad de almacenamiento debería ser menor, considerando que el aumento de la temperatura y la humedad del grano reducen el tiempo de almacenaje seguro porque aceleran la pérdida de peso y calidad.

 

8. TEMPERATURA AMBIENTE EXTERIOR: Si se compara con otros sistemas de almacenaje como silos o celdas la bolsa posee una baja relación volumen-superficie, esto produce que la temperatura del grano esté directamente asociada a la temperatura media ambiente. Los principales agentes de deterioro del grano en la bolsa son los hongos, el efecto de la temperatura cobra importancia cuando la humedad del grano permite el desarrollo de estos microorganismos. Temperaturas altas durante el embolsado de grano húmedo propician un rápido deterioro inicial del mismo. También la actividad de los hongos aumenta cuando el grano almacenado en la época fría del año permanece hasta la primavera. En el centro-norte de la región productiva de Argentina, donde el régimen de temperatura es mayor, puede producirse deterioro de la calidad del grano antes de alcanzar la primavera -especialmente si se almacena húmedo-. Cuando se almacena grano seco, el efecto de la temperatura sobre el deterioro por hongos se minimiza.

 

A continuación, se detalla una guía sintetizada en dos tablas sobres riesgos y manejos de grano húmedo, las mismas son de carácter orientativo, dado la gran cantidad de variables que intervienen durante el almacenamiento.

Autores:

Ing. Agr. Diego M. Santa Juliana (santajuliana.diego@inta.gob.ar), de INTA Manfredi.

Ing. Agr. Marcelo L. Cardoso (cardoso.marcelo@inta.gob.ar); Ing. Agr. Ricardo E. Bartosik (bartosik.ricardo@inta.gob.ar); Ing. Agr. Diego A. de la Torre (delatorre.diego@inta.gob.ar); Lic. en Cs. Biológicas María Bernadette Abadia (abadia.maria@inta.gob.ar), de INTA Balcarce.

Técnicos pertenecientes al Módulo Poscosecha de Granos del INTA

 

Redacción y edición:

Lic. Mauro Bianco Gaido (biancogaido.mauro@inta.gob.ar)