PRESENTAN ANTE EL MINISTERIO DE TRABAJO UN PROTOCOLO PARA LA PREVENCIÓN DEL COVID-19 EN LOS CENTROS DE CONTACTO

La Cámara Argentina de Centros de Contacto y la Asociación de Trabajadores Argentinos de Centros de Contactos se reunieron con el ministro Omar Sereno para trabajar mancomunadamente con un protocolo para el sector.

En virtud de la Pandemia declarada por la Organización Mundial de la Salud ante la irrupción y la acelerada propagación del Coronavirus, CACC y ATACC desarrollaron un «Protocolo de Operaciones».

Este documento, fue presentado ante el ministro de Trabajo cordobés con el fin de dar continuidad a la operación del sector, minimizando el riesgo de sus 50.000 trabajadores en el territorio nacional y fomentando el teletrabajo, se informó.

En los países donde se están verificando altos registros de personas afectadas, los Gobiernos han declarado a la actividad de los Centros de Contacto como un «servicio esencial» por resultar vital para poder brindar información, contención e instrucciones a todas aquellas personas que deban aislarse sanitaria y socialmente u ocuparse a distancia de su salud, educación y/o de sus trabajos, facilitan así la continuidad de sus actividades habituales.

Por eso, ante las recientes regulaciones establecidas en Argentina, la continuidad de los servicios prestados por el sector es fundamental para la contención de la propagación del Coronavirus ya que contribuye para evitar el desplazamiento de personas, dijeron las entidades en un comunicado.

Ante esta situación y antecedente, las entidades que nuclean a empresas y trabajadores de los Centros de Contacto, desarrollaron el Protocolo de Operación que presenta y promueve medidas de prevención con el fin de proteger a los colaboradores de las empresas del sector y a la población susceptible de contraer el COVID-19.

También define el procedimiento de actuación a seguir ante las diferentes situaciones que puedan presentarse en una empresa, según las recomendaciones de Ministerio de Salud de la Nación.

El documento aplica tanto a colaboradores, proveedores y clientes como a toda persona que ingrese a las instalaciones de las empresas del sector.