Putin calificó como “un acto de agresión que perjudica el proceso de paz” al bombardeo en Siria

En la charla “fue discutida en detalle la agudización de la situación en Siria y en sus fronteras” y en ella “el presidente de Rusia subrayó nuevamente que esa agresión contra Siria violó burdamente las leyes del derecho internacional, incluida la Carta Magna de la ONU”, indica un comunicado del Kremlin.

Además, Putin lamentó que el ataque haya causado “un gran perjuicio al proceso de paz en Siria”, según informaron la agencia española EFE y la rusa Sputnik.

El comunicado subraya que Putin y Merkel expresaron la disposición a apoyar la reanudación de los esfuerzos políticos y diplomáticos sobre Siria y destacaron la importancia de una investigación objetiva por parte de la misión de la OPAQ en el país árabe.

El jefe del Kremlin, que niega que Damasco haya perpetrado un ataque químico contra la población civil en la localidad de Duma, denunció el sábado que la “agresión” a Siria por parte de Estados Unidos y sus aliados “ayuda a los terroristas que actúan en el país árabe”.

“Con sus acciones, Estados Unidos empeora aún más la catástrofe humanitaria en Siria, lleva el sufrimiento a la población civil, y de hecho, consiente a los terroristas que torturan desde hace siete años al pueblo sirio”, dijo Putin.

Merkel apoyó la acción militar occidental contra el Ejército de Bashar al Assad, aunque abogó también en conversación telefónica con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, por impulsar un “proceso político” en Siria, algo ambos que consideraron “de especial urgencia”.

Un breve comunicado del gobierno alemán informó también sobre la charla de los líderes, pero hizo hincapié en que ambos coincidieron en la necesidad de centrar “todos los esfuerzos” en impulsar un “proceso político” en el país.

El jueves pasado, 48 horas antes del ataque conjunto de Washington, Londres y París, la canciller alemana había anticipado que su país no participaría de una acción militar contra Siria en represalia por el supuesto uso de armas químicas por parte del gobierno sirio, al que igualmente calificó de “inaceptable”.