Putin podría votar en Crimea en las elecciones presidenciales del domingo

El presidente ruso, Vladimir Putin, podría votar en Crimea en las elecciones presidenciales del domingo, que fueron pospuestas una semana para hacerlas coincidir con el cuarto aniversario de la anexión de la península ucraniana.

“Efectivamente, se está preparando una visita a Crimea”, reconoció hoy Dmitri Peskov, vocero del Kremlin, a la prensa, citado por la agencia de noticias EFE.

Antes incluso de que Putin confirmara que se presentaría a la reelección, la Duma o Cámara de Diputados aprobó una enmienda electoral para celebrar los comicios el 18 de marzo, en vez del 11, como estipulaba la legislación.

El aumento de los índices de popularidad de Putin en los últimos años hasta alcanzar el 80% coincidió precisamente con la anexión de Crimea (2014), antaño península ucraniana y cuya incorporación no es reconocida por la comunidad internacional.

Con todo, Peskov declinó confirmar dónde votará el jefe del Kremlin, aunque recordó que tradicionalmente ejerce su derecho al sufragio en Moscú, concretamente en la sede de la Academia de Ciencias.

Según una encuesta divulgada el domingo por el Centro de Estudio de la Opinión Pública (Vtsiom), Putin ganará las elecciones presidenciales del 18 de marzo con más de dos tercios de los votos.

Debido a que la Constitución rusa impide más de dos mandatos consecutivos, Putin, de 65 años, abandonó el Kremlin en 2008, aunque regresó tras un paréntesis de cuatro años como primer ministro.

Algunos candidatos opositores consideran que Putin violó entonces la Constitución al regresar al Kremlin y ahora vuelve a hacerlo al presentarse a su cuarto mandato presidencial, aunque el Tribunal Supremo rechazó todas las demandas.

En segundo lugar en intención de voto se sitúa el candidato comunista, el empresario Pável Grudinin, con un 7%, seguido por el líder ultranacionalista, Vladimir Zhirinovski, con un 6% y la estrella de televisión y periodista Ksenia Sobchak 2%, informó la agencia de noticias DPA.

La mayoría de las encuestas en la campaña electoral rusa son de institutos estatales.