REAPARECIÓ TRIACA: ELOGIÓ EL IFE Y LOS ATP Y PROPUSO «BUSCAR CONSENSOS» PARA UNA REFORMA LABORAL

Jorge Triaca, ex ministro de Trabajo del macrismo, aseguró hoy que en la Argentina el Estado, el sector privado y los gremios deben discutir «con madurez y franqueza» una reforma laboral que genere certidumbre para las empresas en pos de una mayor formalización de trabajadores.

Triaca opinó que las medidas que tomó el Gobierno para la contención en el inicio de la pandemia «fueron adecuadas», principalmente en lo relacionado con la estrategia sanitaria para darle tiempo al sistema público de salud para que se adecue mejor a las necesidades que imponía el Covid-19.

El ex funcionario participó de la conferencia anual del Centro para la Evaluación de Políticas basadas en Evidencia (CEPE) de la Universidad Torcuato Di Tella, en el panel sobre «Lecciones y asignaturas pendientes para el día después de la crisis».

Allí sostuvo que medidas como el Ingreso Familiar de Emergencia (el IFE) y el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) «apuntaron correctamente» a lo que definió como una primera etapa de «contención» en medio de la pandemia.

Asimismo, dijo que para la segunda instancia, que es de transición en la pandemia, hay decisiones que requieren algún grado de «revisión en sus detalles» para poder ir dándole más dinamismo a la apertura de diversas actividades sin descuidar el frente sanitario.

Y sobre la tercera fase, de recuperación, dijo que existe un elemento para analizar que se debe tener en cuenta y que consiste en que «hay un problema claro» en el país porque la actividad económica y el mercado laboral vienen «de un estancamiento de ocho años».

«Corriéndonos de la situación de la pandemia siempre estuvimos oscilando en escenario muy endeble. Y esto tiene que ver con cómo está constituido el marco institucional del vinculo laboral en el sector privado», opinó Triaca.

Y agregó: «Si nuestro marco institucional promueve el conflicto, la falta de previsibilidad y de claridad para tomar decisiones de hacer inversiones y la forma en la que se puede contratar a los trabajadores, eso va a retraer las chances de que se pueda mejorar el empleo privado formal».

Por ello, dijo que el debate debería pasar por «pensar un marco institucional distinto», ver cómo se puede formalizar trabajadores y proponer «qué cuestiones vinculadas a las leyes como la de Contrato de Trabajo generan esa incertidumbre o chances de mayores niveles de litigiosidad».

Triaca afirmó que la litigiosidad genera «un costo enorme» para el sistema productivo argentino por lo que propuso «brindar un marco institucional de consenso, de búsqueda de soluciones y de acercar posiciones» para «evitar esos costos» y darle al empleo «un dinamismo mayor».

Triaca fue ministro de Trabajo del macrismo entre el 10 de diciembre de 2015 y el 3 de septiembre de 2018 cuando fue degradado por el Gobierno de Mauricio Macri a secretario de Empleo, puesto que dejó en diciembre de ese mismo al renunciar.

Los últimos meses de Triaca en el Gobierno de Macri fueron de una elevada exposición pública debido al escándalo que estalló por la denuncia de una empleada de su familia que fue nombrada en el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) que había sido intervenido por orden del entonces ministro.