RENUNCIÓ UN CONCEJAL ROSARINO TRAS RECIBIR UNA DENUNCIA POR “ACOSO AGRAVADO”

El concejal y pastor evangélico rosarino Eduardo Trasante renunció a su cargo tras recibir una denuncia por “acoso agravado”.

Trasante también se sometió a participar del “protocolo preventivo de violencias de género” que funciona en su partido, Ciudad Futura, desde hace un año.

El primer paso del procedimiento interno es “correr a la persona de los lugares de referencia, poder o representación”, anunció la agrupación política en un comunicado.

Además, se indicó que se preservará la identidad de la persona afectada y que el hecho “no es judiciable”, sino que se trata de “prácticas machistas”.

“Hay algo del orden del compromiso ético, de una cuestión de ejemplaridad del ejercicio de las funciones de representación y del tipo de vínculos militantes que entablamos entre nosotros, que se rompió y por lo tanto debe ser reparado”, señaló el partido.

El edil, que asumió el hecho por el que se lo acusa, será reemplazado por Jesica Pellegrini, quien ocupará la cuarta banca del bloque Ciudad Futura en el Concejo Deliberante rosarino.

“Estamos convencidos de que pondrá toda su historia como abogada de derechos humanos en causas de delitos de lesa humanidad en Rosario y su experiencia como asesora en la comisión de Gobierno”, se indicó.

El protocolo partidario prevé que tanto Trasante como la denunciante tendrán un proceso de “retrabajo para transitar la situación de la mejor manera”.

El proceso no tiene una visión “punitivista”, sino que apuesta a mecanismos de “trabajo político y colectivo de deconstrucción”, se informó.

“Estamos convencidos de que, en este sentido, los ejemplos deben ser de arriba hacia abajo y está bien exigirnos más. Por eso, la decisión tiene que ver con evitar ambigüedades y dar un mensaje claro y contundente para erradicar las prácticas machistas y patriarcales de nuestra sociedad. Y para hacer eso debemos terminar primero hacia adentro de nuestras organizaciones con esas prácticas”, indicó la fuerza política.

El concejal Juan Monteverde, relató que “llegó una denuncia a la organización sobre una situación de acoso”, tras lo cual se activó el protocolo.

El líder del partido descartó que el hecho por el que se denunció a Trasante tenga consecuencias “penales y judiciales” ya que se trata de “prácticas machistas, como muchas que suelen estar naturalizadas”.