Salta estudia la creación de una nueva reserva

El equipo del Sistema Provincial de Áreas Protegidas de Salta estudia la creación de una nueva reserva en la localidad de General Mosconi, al norte de la provincia, en un sitio que alberga un amplio sector de selva pedemontana considerado uno de los ecosistemas de mayor valor biológico del país, donde habitan especies como el yaguareté y el tapir.

“La trascendencia de esta nueva área radica en sus importantes bosques, que suministran bienes y servicios a la sociedad, conservan la biodiversidad y proporcionan fuentes de ingreso y trabajo digno para las familias que viven allí, quienes en muchos casos usan productos del bosque como alimentos, medicinas y leña”, sostuvo la secretaria de Ambiente de Salta, Irene Soler.

La funcionaria anticipó que en breve darán inicio a los trámites administrativos para la declaración de área protegida a la zona conocida como las Serranías de Tartagal, en la localidad de General Mosconi, del norte salteño.
Este sitio sumará más de 19 mil hectáreas de un ecosistema de alto valor de conservación al Sistema Provincial de Áreas Protegidas.

La nueva área posee valores de conservación irremplazables por la protección que brinda a las cuencas de agua y la presencia de especies exclusivas de la región, como los declarados monumentos naturales: el yaguareté a nivel provincial y nacional, y el tapir a nivel provincial.

Ambas especies están protegidas estrictamente por la provincia, y en el lugar se suman también especies de flora como el roble criollo, el cebil, el lapacho y el urundel, entre otros.

Esta declaración será de gran importancia para la conectividad ambiental entre las regiones del Chaco y las Yungas, así como de las serranías de Tartagal, y es clave para especies con amplios requerimientos de hábitat, que utilizan ambientes complementarios estacional o diariamente.