SEGUNDO DÍA DE PARO DE ESTATALES, JUDICIALES Y PROFESIONALES DE LA SALUD

Estatales, judiciales y profesionales de la salud de la Provincia de Buenos Aires arrancaron ayer un paro de 48 horas con una masiva movilización a Capital Federal y durante un acto reclamaron a la gobernadora María Eugenia Vidal que mejore la oferta salarial para este año y otorgue una compensación por lo perdido durante 2018.

La queja de los trabajadores bonaerenses radica en que la administración provincial mantuvo la oferta salarial realizada a fin del año pasado: 20% en seis pagos: del 4% en enero, marzo, mayo y julio, y del 2% en septiembre y noviembre.

Los manifestantes comenzaron a concentrarse en la Plaza del Congreso y de allí partieron por la avenida Callao hasta la sede de la Casa Provincial donde realizaron un acto, en medio de un fuerte operativo policial.

Pablo Abramovich, secretario General de la Asociación Judicial Bonaerense (AJB), aseguró que “mayo y junio son meses clave para demostrarle a este gobierno que el costo político que tiene de mantener abierto este conflicto es más alto que el de pagar salarios dignos para todos los estatales bonaerenses”.

Advirtió que el Gobierno provincial intentó “dividir a los trabajadores para que se convenzan que estas peleas no se pueden ganar” y aseguró que “construyó una imagen de que nada de lo que podamos hacer es suficiente para revertir estas políticas”.

“Venimos demostrando que cuando tenemos un discurso claro y somos capaces de juntarnos, el gobierno retrocede”, consideró el sindicalista en el palco levantado frente al edificio de la Casa de Provincia.

Denunció que “esta política nos condena a consentir una pérdida de poder adquisitivo del salario del 15 por ciento durante el 2018 y otra suma igual o superior en 2019”.

El Gobierno provincial otorgó unilateralmente un aumento del 7,5% retroactivo a marzo para los judiciales, que fue rechazado por el gremio, ya que fundamente que durante el primer cuatrimestre la suba de precios orilló el 16%.

El paro de dos días fue convocado por la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) y CICOP, que agrupa a profesionales de la salud de los hospitales públicos.

En este reclamo unificado, los sindicatos piden que el Gobierno haga un ofrecimiento que permita superar la inflación de año y recuperar el poder adquisitivo perdido durante el 2018.