Smata Rosario y General Motors acordaron el pago no remunerativo del 80% de los salarios brutos durante los cinco días

La seccional Rosario del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata) y la empresa General Motors (GM) acordaron el pago no remunerativo del 80 por ciento de los salarios brutos durante los cinco días en que la firma paralizará la producción en la planta de la localidad santafecina de Alvear.

El secretario gremial de la organización, Walter Cabrera, consideró que con el acuerdo, firmado esta tarde ante las autoridades de la cartera laboral, el personal percibirá casi el 100 por ciento de los haberes de bolsillo.

Sindicalistas y empresarios mantuvieron hoy un encuentro en la sede rosarina de la cartera laboral nacional y ratificaron el acuerdo alcanzado de modo informal.

También solicitaron al Ministerio de Trabajo su inmediata homologación.

La fábrica argentina de Chevrolet anunció la semana anterior «la suspensión de las actividades desde mañana y hasta el viernes 4 de mayo próximo, y la reanudación de la actividad a partir del lunes 7» para «adecuar el volumen de la producción a las recientes fluctuaciones del mercado», aunque si se descuenta los días del fin de semana y el feriado del 1° de Mayo, Día del Trabajador, se suspenderá la producción solo cinco días.

Cabrera afirmó que el acuerdo permitirá cumplir con «el 80 por ciento de los haberes sobre los salarios brutos de los trabajadores, con carácter no remunerativo».

La planta de GM en Alvear fabrica el modelo Cruze de Chevrolet que, en su mayoría, es exportado al mercado brasileño, y emplea a casi dos mil trabajadores en dos turnos, de los cuales 1.573 están encuadrados en el convenio colectivo del Smata.

Cabrera expresó que la suspensión de la producción -según la firma- fue consecuencia de «una fluctuación del mercado en la caída de las ventas, sobre todo en Brasil».

El dirigente del Smata explicó que «el 90 por ciento del producto producido en la planta de Alvear se exporta a Brasil», y agregó que aunque a nivel nacional cayó «la venta por la realidad del poder adquisitivo de los argentinos, en aquel país hay más problemas».