Sobrevivientes del pesquero español llegaron a Argentina y Uruguay

Los 25 sobrevivientes del pesquero español “Dorneda”, que se hundió en el Océano Atlántico días atrás, llegaron este domingo en dos barcos a puertos de Argentina y Uruguay, confirmó a la AFP un vocero de la Armada uruguaya.

El capitán de navío Marcelo Etchevers, responsable de Relaciones Públicas de la Armada, indicó que el buque pesquero de bandera española “Farruco” llegó por la mañana a Montevideo con 16 sobrevivientes y un fallecido que formaban parte de la tripulación delo “Dorneda”.

Además, Etchevers confirmó la llegada a Puerto Madryn, en la Patagonia, del buque argentino “Beagle I”, que trasladó a los restantes nueve tripulantes que sobrevivieron al siniestro.

“Todo transcurrió de acuerdo a lo previsto y ahora se mantienen los conductos regulares del caso… son 16 tripulantes y uno fallecido de nacionalidad peruana”, detalló Etchevers, quien acotó que el difunto fue trasladado a la morgue estatal y los demás marinos “fueron alojados en un hotel de la capital”.

En el muelle montevideano donde arribó el “Farruco” -de la empresa Freiremar- se hicieron presentes los cónsules de España y Perú, además de personal de la Prefectura Naval y los armadores del buque.

“Ya se le dio conocimiento a la justicia, ahora será la fiscalía (local) la que tome cartas en el asunto y seguramente tome declaración a los tripulantes”, indicó.

El “Beagle I” y el “Farruco” vieron algo retrasada sus llegadas a puerto con los sobrevivientes del naufragio por problemas meteorológicos.

El “Dorneda” -que tenía como puerto base de pertrecho y descarga a Montevideo, se dedicaba a la pesca de arrastre, principalmente de merluza- zarpó hacia el sur el 6 de julio pasado con una tripulación de 27 hombres, la mayoría españoles y peruanos, aunque también había miembros de nacionalidades marroquí e indonesa.

El pesquero tuvo un accidente por causas aún desconocidas y se hundió en aguas de la plataforma argentina, a más de 300 millas náuticas de la ciudad de Comodoro Rivadavia, en la provincia patagónica de Chubut.

La mayoría de la dotación fue rescatada tras abandonar la nave usando balsas salvavidas, pero un marino murió y otro, también peruano, se encuentra desaparecido.

Según había señalado la Armada argentina el miércoles pasado, la causa del naufragio pudo ser el ingreso de “mucha agua por la rampa de popa, donde suben las redes de pesca”.

“El agua llegó a la sala de máquinas y produjo un corte de energía a bordo. Eso hace al barco incontrolable en una tormenta.

Por eso los tripulantes al darse cuenta del inevitable hundimiento cumplen con el abandono”, agregó.