TEMOR EN PASO DE LOS LIBRES POR DEMORAS DEL GOBIERNO PROVINCIAL PARA HACER HISOPADOS EN EL CENTRO DE FRONTERA CON BRASIL

Más de 800 personas que trabajan en el Centro de Frontera de Paso de los Libres todavía no fueron hisopadas para detectar casos de Covid-19 por lo que reclamaron hoy al gobernador Gustavo Valdés que acelere el anuncio de testeo realizado días atrás en conferencia de prensa.

El Centro de Frontera Paso de Los Libres-Uruguayana se encuentra en la ciudad correntina y se accede a través de la Ruta Nacional 117, por lo que es una conexión clave del comercio internacional con Brasil, el principal socio comercial de la Argentina.

Según dijeron trabajadores de este centro en diálogo con NA, en Libres impera la preocupación porque Valdés autorizó que todo el comercio minorista pueda seguir con las puertas abiertas cuando los expertos locales advirtieron que puede generarse un brote de contagios de Covid-19.

La recomendación de médicos infectólogos y epidemiólogos contactados por estos trabajadores apunta a que los comercios cierren por 14 días para evitar circulación de personas y que solo funcione la menor cantidad de puntos de venta habilitados especialmente para este periodo de dos semanas.

«Hemos habilitado todos los comercios minoristas esenciales en los distintos barrios. El 1° de agosto, vamos incorporar ferreterías también», dijo Valdés, en plena calle, a un reducido grupo de grandes comerciantes que se expresó en contra de la cuarentena obligatoria que dispuso el municipio de Paso de los Libres.

Además, en conferencia de prensa, el lunes pasado, Valdés había prometido que el Comité de Crisis de la Provincia iba a realizar en forma urgente los hisopados correspondientes a todas las personas que trabajan en el Centro de Frontera.

Pero hasta este jueves al mediodía ninguna de esas personas había sido asistida para tomar las muestras necesarias y detectar si en ese lugar de trabajo existen más pacientes con coronavirus, dijeron los propios trabajadores.

La preocupación crece en Paso de los Libres dado que es una conexión directa con Brasil, un país en el que la nueva cepa del coronavirus ya provocó la muerte de más de 90.000 personas y donde la pandemia no da tregua con un promedio semanal de más 1.000 fallecidos por día desde inicios de julio, según datos divulgados este miércoles por el Ministerio de Salud.

El Centro de Frontera tiene vínculo permanente con Brasil porque trabaja con el transporte internacional de mercadería que está habilitado para cruzar el puente que une esta ciudad correntina con Uruguayana.

Allí, cumplen funciones los agentes de Migraciones, Senasa, estibadores, despachantes de aduana, camioneros y otras personas que viven en la ciudad de Paso de los Libres.

Hasta este jueves, los hisopados se realizan únicamente a los vecinos que mantuvieron contactos con los 30 pacientes que dieron positivo de Covid-19 y o a los que llaman por síntomas, pero en el Centro de Frontera siguen esperando.