TRABAJADORES DE KIMBERLY CLARK VOLVIERON A RECLAMAR LA INTERVENCIÓN DEL ESTADO PARA RECUPERAR PUESTOS LABORALES

A cuatro meses del anuncio del cierre de la papelera Kimberly Clark, trabajadores de la planta continúan reclamando al Gobierno «interceder» para poder mantener los puestos laborales de más de 200 personas.

En diálogo con NA, el delegado Walter Relañez indicó que semanas atrás un grupo de empleados de la firma fue recibido por el Gobierno bonaerense, pero no se alcanzó una solución.

Señaló que se dio una reunión con directivos de la firma, quienes aseguraron que la compañía continuará en el país, pero «importará los productos que se hacían en la fábrica ubicada en Bernal.

«El Ministerio de Producción pidió que nos reinstalaran en otras plantas, lo cual fue rechazado porque la empresa argumenta que están lejos y que también allí tienen una baja de producción», sostuvo Relañez.

El representante sindical dijo que los trabajadores reclaman «respuestas concretas al nuevo Gobierno, ya que dice que no puede interceder en esta situación y que la firma actuó legalmente».

«Básicamente, estamos en la misma situación que con la administración anterior», lamentó Relañez.

Dijo que piden también que intercedan con la «judicialización a quienes reclamamos trabajo».

En ese escenario, los trabajadores de la fábrica realizaron días atrás un acto en el que pidieron la intervención del Estado y la reapertura de la planta.

La firma anunció a fines de septiembre último el cierre de su fábrica y el despido de 209 empleados.

Con más de 25 años de presencia en el país, Kimberly Clark informó que la medida es en «respuesta a la necesidad de adaptarse a los cambios y dirigir su estrategia a categorías de mayor valor agregado».

Entre las marcas comercializadas por la empresa se encuentran los pañales Huggies, la línea de toallas femeninas y tampones Kotex, el papel higiénico Scott, los pañuelitos Kleenex y los pañales Plenitud.