Trabajadores de la disuelta UEP marcharon hoy en reclamo por los 200 despidos

Trabajadores de la disuelta Unidad Ejecutora Provincial (UEP) marcharon hoy hacia la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense en reclamo por su situación laboral, luego de que les notificaran el cese de los contratos a más de 200 personas, pese a que desde la cartera educativa informaron que reubicarán al 70% de los empleados.

La movilización, convocada por ATE, se inició a las 8 de la mañana en calle 8 y 46, en donde funcionaba la sede del organismo disuelto por el gobierno de María Eugenia Vidal la semana pasada, con destino al Ministerio de Educación provincial.

La UEP desde 1994 se ocupaba de pagar salarios a trabajadores de la educación y destinar recursos para escuelas, jardines y programas educativos en toda la provincia.

“Queremos que el gobierno revea la medida. En la UEP había unas 364 personas y son alrededor de 210 las que quedan en la calle y que fueron notificadas por email para decirles que no se le da continuidad”, dijo a Télam una integrante de la comisión interna de la Unidad.

Agregó que, durante el fin de semana, muchos de los despedidos pasaron fin de año en la sede del lugar y recibieron el 2018 con un brindis junto a representantes de ATE a la espera «de la convocatoria realizada para hoy a algunos de los trabajadores a quienes les ofrecieron la continuidad laboral» y otros con la «incertidumbre de no saber dónde van a trabajar».

En tanto, la Dirección General de Cultura y Educación aclaró hoy, a través de un comunicado de prensa, que, pese a la denuncia de los empleados, «la mayoría de ellos serán reubicados y se les asignarán nuevas tareas dentro del Ministerio».

En este sentido, fuentes de la cartera confiaron a Télam que se trata de «alrededor del 70 por ciento de los trabajadores los que firmarían un nuevo contrato».

«En cercanía del comienzo de un nuevo año lectivo, es prioridad para este Ministerio ofrecer las condiciones necesarias para establecer un método operativo para la gestión, que sea ágil, dinámico y confiable», dice el texto difundido por la DGCyE.

A su vez, subraya que «no se puede seguir trabajando sobre esquemas operativos duplicados, lentos, burocráticos que sólo generan incomodidad, desmotivación y falta de respeto en el día a día del trabajo educativo de nuestros alumnos».

«En el marco de una política de evaluaciones que está llevando a cabo la provincia de Buenos Aires en todas las áreas de gobierno con el objetivo de optimizar el funcionamiento del Estado, la Dirección General de Cultura y Educación, el 29 de diciembre de 2017 y mediante la Resolución N° 2378/17, ha decidido disolver la Unidad Ejecutora Provincial (UEP)», plantea el comunicado oficial que, a la vez, indica que en ese organismo existía «superposición de tareas» con el Ministerio.

De esta forma, agrega el texto, a partir de hoy, todas las obras «se ejecutarán desde la Dirección Provincial de Infraestructura Escolar (DPIE) y la Subsecretaría Administrativa», y agrega que «la Subsecretaría de Educación, la Subsecretaría de Políticas Docentes y Gestión Territorial, y la Dirección Provincial de Educación Técnico Profesional de la Dirección de Escuelas, tendrán a su cargo el resto de todas las misiones, tareas y funciones que tenía la UEP».