TRAS «EXABRUPTOS» CONTRA KICILLOF, MONTENEGRO PIDIÓ «DISCULPAS» EN LAS REDES SOCIALES

El intendente de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro, pidió hoy «disculpas» por los «exabruptos» que realizó contra el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, tras afirmar que la Provincia «toma de pelotudos a los marplatenses» por el traslado de un paciente con coronavirus desde esa ciudad a la Capital Federal, y recalcó que «siempre apostó al diálogo».

«Quiero pedir disculpas porque ayer circuló un audio mío privado con un amigo donde digo un par de exabruptos. Siempre aposté al diálogo y al intercambio de ideas y sigo apostando porque creo que es la forma que se sale de esta y de todas las crisis», resaltó en un video que publicó en sus redes sociales.

De esta manera, Montenegro se refirió al audio que se filtró este sábado, en el que dijo tener «calentura» al considerar que el Gobierno bonaerense tomaba «de pelotudos a los marplatenses» por el traslado de un paciente desde el Hospital Interzonal General de Agudos (Higa) de Mar del Plata hacia un sanatorio de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

«Primero que te inventan los números, después nos meten 160 muertos, después 3500 muertos. Aparece de un día para otro un tipo que necesita un traslado, que nadie nos avisa, que lo llevan a Buenos Aires habiendo camas en Mar del Plata. Como si Mar del Plata tuviera problemas hoy con el tema de camas. Solamente para jordernos», apuntó Montenegro.

En sus redes sociales, Montenegro calificó esas declaraciones como «exabruptos», y precisó: «Saben que ayer hubo un contrapunto entre la Provincia y el gobierno municipal de General Pueyrredón.

No lo entendí como un ataque hacia mi persona sino algo que afectaba a todos los marplatenses y por eso hice los reclamos necesarios ante los canales institucionales».

«Les agradezco a todos los marplatenses su llamado, su aliento y también les tengo que pedir una cosa. Vi que algunos estaban viendo la posibilidad de hacer un abrazo al Municipio o un acompañamiento», manifestó.

Por último, aclaró que «no es el momento» de «movilizaciones, ni de marchas, sino de estar todos juntos pensando en Mar del Plata».